• Sede de Puma Energy, El Salvador. / Ruiz Pardo – Nebreda. (Foto: Difusión)
    1/10

    Sede de Puma Energy, El Salvador. / Ruiz Pardo – Nebreda. (Foto: Difusión)

  • Entrepinos, México. / Taller Héctor Barroso. (Foto: Difusión)
    2/10

    Entrepinos, México. / Taller Héctor Barroso. (Foto: Difusión)

  • Pueblo Infantil, Brasil. / Rosenbaum + Aleph Zero. (Foto: Difusión)
    3/10

    Pueblo Infantil, Brasil. / Rosenbaum + Aleph Zero. (Foto: Difusión)

  • Hotel Tierra Patagonia, Chile. / Cazú Zegers. (Foto: Difusión)
    4/10

    Hotel Tierra Patagonia, Chile. / Cazú Zegers. (Foto: Difusión)

  • Vivienda Takurú, Paraguay. / José Cubilla. (Foto: Difusión)
    5/10

    Vivienda Takurú, Paraguay. / José Cubilla. (Foto: Difusión)

  • Centro Cultural Teopanzolco, México. / Isaac Broid + PRODUCTORA. (Foto: Difusión)
    6/10

    Centro Cultural Teopanzolco, México. / Isaac Broid + PRODUCTORA. (Foto: Difusión)

  • Casa Lapa, Perú / Martín Dulanto. (Foto: Difusión)
    7/10

    Casa Lapa, Perú / Martín Dulanto. (Foto: Difusión)

  • Museo de Sitio de Pachacamac, Perú / Llosa Cortegana Arquitectos. (Foto: Difusión)
    8/10

    Museo de Sitio de Pachacamac, Perú / Llosa Cortegana Arquitectos. (Foto: Difusión)

  • Plaza Cultural Norte, Perú  / Oscar Gonzalez Moix. (Foto: Difusión)
    9/10

    Plaza Cultural Norte, Perú / Oscar Gonzalez Moix. (Foto: Difusión)

  • Ambassador Business Center, Bolivia / Jorge Gambini + Hans Kenning. (Foto: Difusión)
    10/10

    Ambassador Business Center, Bolivia / Jorge Gambini + Hans Kenning. (Foto: Difusión)

Redacción EC

En su segunda edición, el Premio busca destacar una vez más lo mejor de la producción arquitectónica en Latinoamérica. El jurado calificador está conformado por los arquitectos Carla Juaçaba, Carlos Jiménez, Fabián Farfán, Jean Pierre Crousse y César Shundi.

Este año son veinte las obras finalistas. De todas ellas, tres fueron desarrolladas en nuestro país. Se trata del Museo de Sitio de Pachacamac (Llosa Cortegana Arquitectos), Casa Lapa (Martín Dulanto) y Plaza Cultural Norte (Oscar Gonzalez Moix).

"Debemos reconocer el valor de lo local y enriquecerlo con lo global, apropiándonos de todo aquello que nos enriquece como pueblos y sociedades. La arquitectura protege y comunica, es un hecho público, del cual no podemos abstraernos, la ciudad también está compuesta por hechos arquitectónicos, con lo cual la arquitectura debe pensarse desde y hacia la ciudad", explica la organización del premio en un comunicado oficial.

El año 2016, el premio fue otorgado al estudio peruano Barclay & Crousse, por diseñar el Lugar de la Memoria. La obra fue galardonada por "sus valores como propuesta arquitectónica y tecnológica; por su relación con el contexto, con los aspectos sociales, culturales y ambientales".