• (Foto: Shutterstock)
    1/5

    (Foto: Shutterstock)

  • (Foto: Shutterstock)
    2/5

    (Foto: Shutterstock)

  • (Foto: Shutterstock)
    3/5

    (Foto: Shutterstock)

  • (Foto: Shutterstock)
    4/5

    (Foto: Shutterstock)

  • (Foto: Shutterstock)
    5/5

    (Foto: Shutterstock)

Redacción EC

Para conseguir una apariencia voluminosa, las mantas en punto XXL son trenzadas con hilos gruesos, también conocidos como chunky, de 9 mm de espesor. Estos se prefieren en fibras de lana natural o de poliéster para hacer cálida y abrigadora a la pieza. Gracias a dichas características, la interiorista Johanna Tresierra señala que es posible integrarla en los muebles de tu habitación o de las áreas sociales para lograr un acento acogedor.

Así, la interiorista Nicole Craman explica que si deseas lucirla como un detalle en el respaldar de tus muebles o al ras de la cama, debes adquirir un modelo que mida 1,30 m de largo x 90 cm de ancho. Esta medida se reduce a 60 cm de largo x 40 cm de ancho si decides acomodarla sobre sillas o butacas.

Ahora bien, si lo que buscas es un toque sobrio en tus espacios, elígela en colores neutros y claros. De lo contrario, opta por tonos llamativos, como el verde, amarillo, azul o rojo. Para mantenerla en óptimo estado, evita tener cerca objetos filudos, pues pueden romper o jalar los tejidos. Para asearla, es recomendable llevarla a una lavandería especializada (por lo menos dejando un mes).

Mira la galería que acompaña la nota y descubre algunas ideas para decorar con mantas en punto XXL.