El gol de Llorente en el Liverpool vs. Atlético de Madrid. (Video: YouTube)
El gol de Llorente en el Liverpool vs. Atlético de Madrid. (Video: YouTube)
Diego Barrio de Mendoza

no solo le quitó a el sueño de seguir sumando partidos sin conocer la derrota, también lo borró de la . Por los octavos de final, los ‘colchoneros’ de derrotaron 1-0 y 3-2 a los ingleses en el Wanda Metropolitano y en Anfield, respectivamente, gracias al aplicado sistema que consiste en una presión constante sobre el rival y marca férrea, pero con intérpretes de buen pie.

Tal cual lo ha dicho el entrenador ‘red’, Jürgen Klopp, tras el encuentro de ida, la llave estuvo muy lejos de haber finalizado con ese 1-0. Sin embargo, dio la sensación que los madrileños anduvieron más entusiasmados en viajar a Anfield para afrontar el partido de vuelta que atemorizados por el impresionante ambiente del estadio del Liverpool, protagonista de la famosa remontada ante Barcelona en la Champions pasada. Finalmente, Atlético venció 3-2 en un trepidante duelo que se definió en tiempo extra.

Como bien lo dice la primera idea de esta nota, el Atlético de Madrid de Simeone es especialista en derribar gigantes, a los campeones y más nombrados de Europa. Cabe recordar que el equipo español hasta ahora no ha levantado la ‘orejona’, tiene menos ligas que el Real Madrid y Barcelona (10 contra 33 y 26, respectivamente) y tampoco cuenta con el mejor presupuesto para fichajes, aunque la última temporada haya tirado la casa por la ventana con sus 267 millones, solo por debajo de los ‘galácticos’ (306 mllns.) en España.

Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid desde 2011. (Foto: AFP)
Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid desde 2011. (Foto: AFP)

El once titular ‘colchonero’ que se midió ante los británicos: Jan Oblak, Stefan Savic, Felipe, Sime Vrsaljko, Renan Lodi, Thomas Partey, Saúl Ñíguez, Koke, Thomas Lemar, Álvaro Morata y Ángel Correa, suman una valoración en el mercado de traspasos de 512 millones de euros. En cambio, los ‘reds’ que salieron a la cancha: Alisson Becker, Joe Gomez, Virgil van Dijk, Andrew Robertson, Fabinho, Jordan Henderson, Georginio Wijnaldum, Mohamed Salah, Sadio Mané y Roberto Firmino, llegan a costar 850.

Fiel a su estilo, el Atlético de Madrid fue más ‘cholista’ que nunca para derrocar al actual campeón de Europa: una mezcla de fervor por quitar el esférico y pasión por las contadas situaciones de gol que crea.

Está formula del argentino le ha funcionado en casi todo su trayecto como DT para derrotar a los más pintados del Viejo Continente. El primer campeón de Europa que cayó ante su poderío ‘colchonero’ fue el Chelsea.

Tras su glorioso debut en la Supercopa de Europa 2010 con Quique Sánchez Flores, en la que los ‘rojiblancos’ derrotaron al Inter de Milán que venía de ganar la Champions de la mano de José Mourinho, los de Simeone se enfrentaron al Chelsea en la edición de 2012.

Aquella vez, Radamel Falcao se vistió de Paolo Guerrero versión Mundial de Clubes para dejar al descubierto a la defensa de los ‘blues’. El ‘Tigre’ de Santa Marta brilló al anotar tres goles espectaculares para colaborar con el 4-1 final en la cancha de Stade Louis II de Mónaco. Ni Eden Hazard, Frank Lampard, Fernando Torres y Juan Mata pudieron hacerle frente al buen funcionamiento del Atlético.

En esta misma competición, pero en la edición 2018, se llevaron por delante nada menos que al Real Madrid, el tricampeón de Champions. Esta vez, el hispano-brasileño Diego Costa despachó a los merengues con un doblete para el 4-2 en Tallin.

A Costa se le vio luchando con los centrales merengues de manera muy impetuosa. Fue partido peleado de principio a fin que se definió por el incansable trabajo de recuperación del Atlético y gracias a golazos de suma categoría como el de marcó Saúl Ñíguez.

Cabe recordar que este equipo obrero también ha destacado en otras competiciones como la Champions League, Copa del Rey y La Liga de España. En el primer torneo dejó atrás al Barcelona en la serie por el pase a semifinales de 2014 con el recordado golazo Diego de larga distancia que sirvió para dejar igualado el encuentro de ida.

Ese mismo año, se llevó la liga de manera categórica. Los ‘rojiblancos’ interrumpieron así la preponderancia del Real Madrid y Barcelona en la competición doméstica desde 2004, que ganó Valencia.

Precisamente, Atlético de Madrid eliminó al Barza nuevamente en 2016. El francés Antoine Griezmann, quien ahora defiende a los culés, anotó un doblete en la vuelta para liquidar la llave. El recordado trío mágico de Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez que se llevó la Champions, liga y Copa en 2015, tuvo una piedra en el zapato que se escondía entre la plantilla, el ordenado conjunto de Simeone, capaz de dominar hasta la mejor ofensiva.

Otro gigante de Europa que se llevó una gran decepción al toparse con los ‘colchoneros’ fue Bayern Múnich, que para ese torneo de 2016 era dirigido nada menos que por Pep Guardiola. Los protagonistas del ‘tiki-taken’, como se le conoció al estilo del catalán en Alemania, sufrieron la garra de los pupilos del ‘Cholo’ para igualar ambos la serie y clasificar por gol de visitante.

Cabe precisar que Atlético también despachó al AC Milan en 2014, pero los lombardos atravesaban por una crisis y no conseguían ganar la Serie A desde 2011.

“Es casi una bendición. Difícilmente haya un rival que Simeone hubiera querido más. Por 180 minutos, su equipo puede volver a ser rústico, intransigente. Puede recobrar su identidad y meterse en una piel que conoce perfectamente. El mejor Atlético es el que enfrenta a los súper poderosos. Y hoy no hay otro más poderoso que el Liverpool", escribe el periodista Rory Smith en el artículo firmado que le dedicó al ‘Cholo’ en el New York Times.

En esa misma línea, el diario británico The Telegraph comentó en su crónica que “la solemne determinación de negar a los oponentes la oportunidad de hacer lo que mejor saben hacer es lo que caracteriza al Atlético de Simeone, y esa doctrina llevará a Anfield dentro de tres semanas". "Si tras esta noche hay algún vaticinio para la vuelta, se podría esperar que el equipo de Diego defienda en la primera fila del aparcamiento de Stanley Park”, continuó.

Un error del arquero suplente y la receta del contragolpe, realizada eficazmente por el Atlético, provocaron que todo se derrumbara el miércoles para los campeones vigentes. Los 'colchoneros’ pusieron fin al intento de Liverpool por defender su título al imponerse por 3-2 durante su visita a Anfield, gracias a tres goles en la prórroga. Los tantos fueron de futbolistas que ingresaron como suplentes: Marcos Llorente, que marcó dos y Álvaro Morata, quien dio la cereza del pastel para un global de 4-2.

Hoy, los ‘colchoneros’ ya derrocaron al poderoso Liverpool de Klopp. Es cierto que este Atlético es uno de los que menos arte tiene a comparación de los últimos años, a falta de jugadores como Griezmann, Diego, Arda Turán o Tiago, aunque es en las adversidades cuando el corazón de los rojiblancos se crece. Vencer a los 'reds’ se trataba de una tarea que parecía impensada para un equipo que arrancó con dudas la liga española, pero este miércoles logró imponerse con categoría para clasificar a cuartos de final en Champions.

VIDEO RECOMENDADO

No te pierdas

No te pierdas