Neymar no pudo vencer al Bayern Múnich en la final de la Champions League 2019-2020. (Foto: EFE)
Neymar no pudo vencer al Bayern Múnich en la final de la Champions League 2019-2020. (Foto: EFE)
Eduardo Combe

En marzo, el balón debió guardarse para darle prioridad, de manera lógica, a la salud. La Champions League no fue ajena a esto, suspendiendo sus actividades hasta cinco meses después. A su regreso, a inicios de agosto, dos cosas llamaron poderosamente la atención: los estadios vacíos y los encuentros a una sola llave.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: ¿Quiénes son los delanteros de la Liga 1 que sigue Ricardo Gareca y cómo les va en la actualidad?

“Es una de las cosas más interesantes que salió de esta pandemia”, declaró a la agencia AP Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, previo a la final. El máximo ente del fútbol europeo decidió llevar a los ocho mejores a Lisboa para completar el torneo a partido único. Estambul era la sede original del desenlace. Hasta la fecha, solo la final se jugaba así.

Más allá de la notable reducción de choques, aumentaron las emociones para los fanáticos, todos obligados a verlo por televisión. La ‘burbuja’ en Portugal ha sido un éxito, no solo en el control del COVID-19 entre los futbolistas, sino también en la calidad del juego. Varios coinciden que ha sido como un ‘pequeño Mundial’.

El desconsuelo de Neymar tras perder la final de la Champions League con el PSG | Foto: REUTERS
El desconsuelo de Neymar tras perder la final de la Champions League con el PSG | Foto: REUTERS

Es que con los choques a ida y vuelta se hizo más común la especulación táctica, en especial del equipo que juega de visita. Al tener solo noventa minutos para seguir o quedar eliminado, hemos visto más valentía en las canchas de Lisboa. “Tengo que decir que este sistema parece más interesante para mí que el otro de dos juegos”, comentó Ceferin.

Pros y contras

“Vemos que la gente quiere partidos emocionantes, que en un partido todos los equipos pueden vencer a todos los equipos de la Liga de Campeones. Así que es algo para considerar en el futuro”, agregó el mandamás de la UEFA. Uno de los primeros problemas que debería resolver es el impacto financiero a jugarse menos encuentros, pero Ceferin espera que “el valor pueda ser más alto si es promovido de la forma adecuada”.

La distancia entre un equipo y otro se han reducido notablemente en este sistema. Esto nos permite ser testigos de partidos épicos, como la remontada del PSG al Atalanta, o eliminaciones inesperadas, vivida por el Manchester City ante Lyon. No solo eso, Bayern desnudó el mal momento del Barcelona con un contundente 8-2, quizás impensado a dos llaves.

El PSG accedió a la semifinal de la Champions League tras vencer 2-1 al Atalanta de Italia en cuartos de final | Foto: Agencias
El PSG accedió a la semifinal de la Champions League tras vencer 2-1 al Atalanta de Italia en cuartos de final | Foto: Agencias

“Es una competición diferente. Cuando juegas la ida de una eliminatoria, siempre tienes un ojo puesto en la vuelta. Ahora no hay segunda oportunidad. El enfoque cambia completamente”, declaro Pep Guardiola, un día antes de la eliminación de su equipo ante Lyon francés. Este suceso estaba fuera del guión previo.

Pero, ¿qué pasará cuando el público pueda regresar a los estadios? ¿Será posible reunir a hinchas de hasta ocho equipos en una misma ciudad? ¿Los clubes aceptarían dejar de jugar en casa en el torneo que más ingresos les trae? Lo interesante del formato podría golpear la economía de varios equipos, salvo que la UEFA cuente con un buen replanteo.

Algunos ejemplos

Afirmar que esta edición de la Champions League ha sido lo más cercano a una Copa del Mundo no es descabellado. Con las más grandes estrellas del fútbol, partidos de buen nivel y eliminación directa, las similitudes han sido notorias. Parece que este formato llegó para quedarse.

La Copa FA es el torneo de clubes más antiguo del mundo. Jugada por primera vez en 1871, siempre respetó jugar a una sola llave como en sus inicios. En caso de empate, como manda la tradición, se disputa un Replay. Así también sucedió en los primeros Mundiales. Luego, el transporte evolucionó permitiendo los partidos a ida y vuelta, pero Inglaterra respetó su tradición.

Copa FA.
Copa FA.

La Copa de la Liga de Francia, con PSG como vigente campeón, es una competencia más nueva (1994), aún así se juega en partidos de todo o nada. Eso sí, a nivel internacional, salvo el Mundial de Clubes, que ahora cambiará de formato, todas las competencias siempre se juegan a doble encuentro.

Un solitario gol de Kingsley Coman (59′) le dio el triunfo del Bayern, para sumar la sexta ‘orejona’ a sus vitrinas. Así, el equipo ‘bávaro’ se convierte en el tercero con más títulos en la historia de la Champions League. Una edición que quedará en la historia por jugarse en la pandemia del coronavirus, que podría dejar como tendencia las definiciones a un solo partido.

Más en DT:

Video recomendado:

La asistencia de Raúl Ruidíaz para el gol del 3-0 sobre Portland Timbers. (Video: MLS)