Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Fútbol mundial

“Nunca dijo que le gustaría regresar”, por Ricardo Montoya

“El otrora capitán Claudio perdió ascendencia en el plantel. Está claro que el grupo tiene ahora referentes distintos”

Claudio Pizarro histórico: así reaccionaron los medios del mundo ante su nuevo récord en la Bundesliga. (Foto: Captura de Twitter)

Claudio Pizarro, ex delantero de la selección peruana (Foto: Captura de Twitter)

¿Hubiese sido útil con la selección en Rusia?, se preguntan no pocos hinchas al comprobar la inusual vigencia de Claudio Pizarro en la Bundesliga, aprovechando al máximo los reducidos minutos que le ofrecen para extender su figura en el fútbol. La respuesta, obviamente, solo puede ser hipotética. A ciencia cierta, nunca sabremos qué hubiese pasado si alternaba en el estreno contra Dinamarca o aparecía enfrentando a los franceses.

De lo que en cambio sí tenemos certezas es que al momento de tomar la decisión de elaborar su lista definitiva, Gareca terminó siendo coherente con su discurso. El Pizarro discreto de ese entonces en el Colonia no es el mismo que el de ahora en el Bremen. Hasta su rejuvenecido semblante parece guardar correlato con este presente feliz. Por eso, justamente, vuelven a aparecer las interrogantes respecto de su posible inclusión en la Copa América.

En un contexto en que el nivel actual de Guerrero es una incógnita, donde Farfán prefiere jugar más retrasado y Ruidíaz no termina de despegar, la duda aparece en forma natural. ¿No podría ser Pizarro el ‘9’ de jerarquía que la selección tanto necesita? Humildemente, creemos que no. El tiempo de Claudio con la selección ya ha terminado.

Claudio Pizarro recordó su carrera con divertida caricatura en Instagram | VIDEO

Pizarro, incluido en el once ideal de la jornada 22º de la Bundesliga | FOTOS

Los argumentos de los que se oponen a su llamado curiosamente no se sitúan en el manejo de la pelota. Pizarro, aun ahora, con cuatro décadas encima, sigue siendo un delantero muy peligroso. Y si los jugadores fueran llamados por asuntos rigurosamente futbolísticos, su convocatoria no solo sería inobjetable sino también muy merecida.

Más sobre Claudio Pizarro

El problema, en su caso, tiene que ver con la complejidad de las relaciones humanas. Con el paso del tiempo, Claudio ha ido perdiendo liderazgo dentro del plantel. Un tanto por su rendimiento en las Eliminatorias, y otro tanto por la aparición de nuevos líderes que ocuparon su espacio en su ausencia. Paolo, que antes se le subordinaba, fue uno de ellos. De hecho, el resquebrajamiento de esa amistad es clave para entender cómo se transformó la dinámica dentro del grupo. Y si faltaban llamas al fuego, doña Peta, aunque después haya ofrecido disculpas, se encargó de avivarlo con una inverosímil teoría conspirativa. De todas formas, lo dicho, dicho estaba, y la evidencia de que entre su hijo y su viejo amigo las cosas ya no eran lo mismo, era ahora indudable para todo el mundo. Huelga añadir que Guerrero fue pilar de la campaña y uno de los pesos pesados más influyentes del equipo que clasificó al Mundial. Tampoco ha sido cercana la relación de Pizarro con Farfán el último tiempo. El otrora capitán Claudio perdió lentamente ascendencia en el plantel. Está claro que el grupo tiene ahora referentes distintos.

Otro aspecto que complica las cosas, aunque ninguno de los dos quiera confesarlo, es la perdida de sintonía de Claudio con Gareca. En este caso, el resentimiento es meramente deportivo. Pizarro sintió que debía integrar el rol de jugadores que viajó a Rusia y Gareca, pese a considerar su llamado seriamente, al final optó por otros hombres. El dolor del ‘Bombardero’ es entendible. Sus títulos, su jerarquía y sus números lo hacen sentir que tenía que estar.

Es imposible no imaginarlo mordiéndose los labios en casa al ver como una y otra vez la selección atacaba inocuamente a los daneses y a los galos. Pizarro se quedó fuera del Mundial que soñaba y esa herida, por más que Gareca haya tenido justificadas razones para excluirlo, ha dejado una cicatriz en el ‘Conquistador’.

Además, está la opinión de la gente. Si bien son muchos los que se enorgullecen con lo que hace Claudio en Alemania, no todos están de acuerdo con su regreso. Existe un grupo, mucho menor que en el pasado es cierto, pero todavía sólido que está predispuesto injustamente a defenestrar a Pizarro ante el menor yerro. Hay otra postura menos extremista pero igualmente opositora que aduce que ya su mejor tiempo pasó y que es hora de apostar por los más jóvenes. Claudio, muy a pesar suyo, todavía divide opiniones.

Por último, están las palabras del propio ‘Conquistador’: “Si no me llevaron al Mundial, no tendría sentido que me convoquen ahora. No creo que me llamen”.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada