N’Golo Kanté fue crucial para que Chelsea consiga la Champions ante Manchester City. (Foto: AP)
N’Golo Kanté fue crucial para que Chelsea consiga la Champions ante Manchester City. (Foto: AP)
Redacción EC

N’Golo Kanté, declarado mejor jugador de la final de la Champions tras la coronación de Chelsea, aseguró este domingo que es solamente “una persona normal, uno de tantos jugadores” desde la concentración de Francia en Clairefontaine. En esta época del año también es apresurado hablar del Balón de Oro, opinó.

Kanté, uno de los últimos en incorporarse a la disciplina de Didier Deschamps junto a sus compañeros Kurt Zouma y Olivier Giroud, está llamado a ser clave en las esperanzas de Francia de lograr su tercer título continental.

Ha acabado completando una campaña excelente, pero el centrocampista mantiene la calma. “Nos fue bien a mí y al equipo. No presto atención a lo que dice la gente. Me mantengo centrado en los objetivos con el club y la selección nacional. Lo que oigo puede afectarme, pero intento hacer lo que siempre he hecho: ser natural y dar lo mejor de mí y en el campo”, afirmó.

Por ello, cuando se le refirió su ‘candidatura’ al Balón de Oro, aseguró que “es un poco pronto para hablar de ello ahora”. “Estamos a mitad de año. Quedan seis meses, muchas competiciones por delante y no sirve de nada decir que me lo merezco. Hace unos años estuve entre los diez primeros y fue bonito. Ganarlo es otra historia. Es una gran recompensa individual pero no es un objetivo en el que esté pensando. Los que lo han ganado son jugadores que han logrado grandes cosas a lo largo de su carrera”, dijo.

Kanté se consideró en condiciones físicas para rendir al máximo en la Eurocopa: “Me siento bastante bien. Tenía un pequeño problema antes de la final de la Liga de Campeones, pero lo he dejado atrás. Estoy preparado para comenzar el torneo”.

El jugador del Chelsea además opinó que Francia tiene “un grupo muy bueno” pero que tendrán que “trabajar para llegar lejos”. “Tenemos muy buenos jugadores en la plantilla, pero eso no garantiza el éxito”, insistió.

Personalmente ha trabajado con Deschamps en distintas funciones, a las que se ha adaptado sin problemas. Reconoció, no obstante, que se siente bien cuando tiene “libertad para ir más arriba”, pero que si tiene que jugar como “número 6”, más retrasado y en la contención, también estará contento de hacerlo.