Una pregunta para Gary Lineker: ¿Siempre ganan los alemanes?
Una pregunta para Gary Lineker: ¿Siempre ganan los alemanes?
ÁNGEL HUGO PILARES

Todo acabó con una frase. dijo adiós a Italia 90 con una declaración que hoy vuelve a sonar en nuestros oídos. con cierta injusticia ha sido un mazazo después de 120 minutos que parecían ser distintos.

"El fútbol es un juego simple que inventaron los ingleses: 22 hombres persiguen un balón durante 90 minutos y, al final, los alemanes siempre ganan", dijo entonces. Y hoy lo ha repetido.

Ese 4 de julio de 1990, el partido fue un suplicio de principio a fin para Lineker: Anotó un gol (y otro de penal) que no valieron de nada: alemania eliminó por penales a Inglaterra tras el 1-1. Y hoy, 24 años después, la memoria es tan cruel que cuando uno busca su nombre y ese mundial, Google solo nos recuerda lo que ya ha confesado:

Del hijo del frutero que creció en el Leicester City ya no le queda mucho a los 53 años. Del tipo que vio a Maradona anotar el Gol del Siglo y la Mano de Dios, tampoco. Del hombre que fue goleador de su primer Mundial, menos. Gary Lineker parece más un James Bond de digna madurez que un ex jugador de fútbol. Entonces uno empieza a quererlo otra vez en el área.

Gary Lineker aparece en la pantalla ante Polonia. Un periodista mayor que yo me ha dicho que vea ese video para entender el tipo de delantero que es: uno que sigue las jugadas corriendo 50 metros a la espera de un pase que, sabe, solo puede llegar en el área. Uno que aguarda sigiloso a que llegue cualquier pelota al rectángulo en el que se siente tan a gusto como en la sala de su casa. Uno que sabe que, no importa cómo, el balón debe llegar. Ahora lo entiendo: su mente trabajaba a la misma velocidad con la que piensa frases que quedarán en la historia.

Hoy Lineker es un crack de las redes sociales. Desde su cuenta de Twitter hace llegar a 2.8 millones de seguidores sus ácidas reflexiones sobre el al que está enviado como parte de un panel de ex futbolistas.

Y ahí vemos su cólera contra el árbitro Nishimura.

Es una difícil decisión la del mejor jugador del partido en Brasil, entre Neymar y el árbitro.

O contra el favoritismo que suelen recibir los organizadores de los mundiales.

La nación anfitriona tiene permitida una sola decisión impactante. Brasil la usó muy temprano.

O contra el propio mandamás de la FIFA.

Me gusta ese aerosol que desaprece que la FIFA está usando en esta Copa del Mundo. ¿Funcionará en Sepp Blatter?

Y su fina ironía criada en los sets de TV ingleses.

¿Qué haremos hoy sin partidos para jugar? Supongo que un largo almuerzo. Podría ver si Suárez está libre y se le antoja un bocado.

Pero todo, al menos hoy, termina con esa frase que Gary Lineker ha repetido.

No te pierdas

No te pierdas