Redacción EC

AARÓN ORMEÑO

Hasta el momento todos los participantes mencionan que es el más complicado de los últimos tiempos. La cantidad de abandonos y el estado de los pilotos al llegar a los campamentos, puede que confirmen esto. Lo mismo mencionó el peruano , quien se notaba bastante cansado cuando conversó con El Comercio.

“Hemos llegado a las 5 : 30 am y estamos partiendo a las 8 am para seguir compitiendo. Tuvimos un problema mecánico con la dirección y paramos para poder resolverlo. Andábamos muy bien. Estábamos en los 40 primeros, pero a veces sucede así. Esto no acaba. Es una carrera de largo aliento”, mencionó.

Es importante indicar que esas dos horas y media han servido para realizar un rápido mantenimiento al auto, debido a que tenían que salir pronto para correr en el tramo entre San Juan y Chilecito, el cual se caracteriza por ser un terreno abierto y con zonas donde deben cruzar ríos.

Es obvio que el poco descanso es otro factor con el que tendrá que competir. “*Acá entra el tema físico y se tiene que utilizar mucho la inteligencia*. Ser más calculador y estar con la cabeza fría. Todavía falta mucho, recién estamos en el cuarto día”, comentó.

Afirmó que se trata de un bastante distinto y fuerte, donde muchos equipos han tenido problemas en su recorrido. “Desde el inicio se ven rocas gigantes, piedras, bastante talco, huellas gigantescas de los camiones. Ha sido bien complicado”, agregó.

    No te pierdas

    No te pierdas