Tiger Woods es considerado por muchos el mejor golfista de la historia (Foto: REUTERS)
Tiger Woods es considerado por muchos el mejor golfista de la historia (Foto: REUTERS)
Eliezer Benedetti

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Después de tanto camino recorrido, la vida y carrera de ha tomado un nuevo - y probablemente último- rumbo. El grave accidente que sufrió el reciente martes ha puesto en jaque su inigualable profesión, la cual se ha visto marcada por antagonismos permanentes: gloria y deshonra; felicidad y angustia; elogios y reproches. La aventura deportiva del golfista estadounidense podría llegar a su colofón, pero la esperanza está puesta en que solo sea un nuevo desliz, ese de los tantos que ha experimentado.

MIRA: Tiger Woods: ¿Se acabó la carrera deportiva del astro del golf? Los especialistas toman la palabra

La historia de Tiger Woods es muy peculiar. En el campo de golf siempre representó la perfección, pero fuera personificó la más pura imperfección. Se puede decir que el californiano, dueño de 15 majors, ha vivido su propia Divina Comedia: ha protagonizado una especie de travesía por el infierno, el purgatorio y el paraíso, aunque hoy se encuentre en un terreno de total incertidumbre.

En una oscura madrugada del 2009, un día luego de Acción de Gracias, Woods tocó fondo y su vida se dividió en un antes y un después. La estrella del golf sufrió un accidente automovilístico que hizo pedazos no solo el carro en el que andaba, sino también su matrimonio. Y es que, a partir de dicho suceso, se desvelaron las infidelidades de Tiger.

Así empezó la travesía del californiano. Pasó por el infierno primero y tuvo que lidiar con ver recurrentemente su nombre en las portadas. No por un logro, sino por los escándalos. Las consecuencias fueron inevitables: imagen destruida ante la opinión pública y un divorcio multimillonario

Magazines featuring Tiger Woods are photographed Wednesday, Dec. 2, 2009, in New York. Woods said he let his family down with "transgressions" he regrets "with all of my heart," and that he will deal with his personal life behind closed doors, in a statement released Wednesday. (AP Photo/Julie Jacobson)
Magazines featuring Tiger Woods are photographed Wednesday, Dec. 2, 2009, in New York. Woods said he let his family down with "transgressions" he regrets "with all of my heart," and that he will deal with his personal life behind closed doors, in a statement released Wednesday. (AP Photo/Julie Jacobson)

Se reveló que el norteamericano gastaba miles de dólares para tener sexo con distintas mujeres, y cada encuentro era combinado con drogas y alcohol. El efecto dominó era previsible: sobre el Green sus virtudes se opacaron y sacaron a la luz sus miserias más grandes. Entre la desesperación y las tinieblas, Tiger optó por dejar el golf un tiempo “indefinido”.

Toda su vida fue cuesta abajo. No encontraba una escapatoria. En su intento por cambiar rápidamente esta historia, Woods se sometió a terapias para contrarrestar sus adicciones. Volvió a jugar en Augusta el 2010, pero sin éxito.

Su golf estaba en decadencia. Ya no era el mismo Woods que generaba aplausos y halagos con sus golpes. Las lesiones intensificaron más su desgracia, lo que dejó al golfista en un estado de incertidumbre y frustración total.

Tiger Woods vivió un infierno por sus adicciones al alcohol y al sexo | Foto: REUTERS
Tiger Woods vivió un infierno por sus adicciones al alcohol y al sexo | Foto: REUTERS

Entonces, luego de todo el infierno que vivió, llegó el momento de pasar por el purgatorio. Woods se purificó: trató de enterrar el pasado e intentó ser mejor persona. La esperanza era lo último que podía perder. Aunque su divorcio ya era una realidad, el golfista le puso prioridad a su familia, sus hijos y trató de vivir una vida tranquila. Y luego de cuatro operaciones de espalda a las que se sometió, Tiger consiguió su meta principal: volver a luchar por un título.

El regreso más esperado en el mundo del deporte se dio y el “Tigre”, poco a poco, volvió a rugir. En septiembre de 2018, Woods ganó su primer título luego de más de cinco años en el Tour Championship. Y eso no quedó ahí. En abril del 2019, el estadounidense encontró el horizonte del paraíso y conquistó su quinto Masters de Augusta luego de 14 años.

Aquella vez, Woods volvió a escribir una nueva página gloriosa en la historia de este deporte. El golfista estadounidense alcanzó a su compatriota Sam Snead como el más laureado en la historia del PGA Tour con 82 títulos. Se esperaba que Tiger supere esa marca, pero ahora todo es una incógnita.

Tiger Woods posee 15 Majors. El último lo ganó en el 2019 | Foto: REUTERS
Tiger Woods posee 15 Majors. El último lo ganó en el 2019 | Foto: REUTERS

Cuando parecía que todo iba a buen camino, Woods sufrió un duro revés. El último martes, el californiano se salvó de milagro, luego de que su auto quedara destruido. Eso sí, no pudo evitar graves lesiones en el pie, tobillo, la tibia y el peroné de su pierna derecha, lo cual genera mucha angustia en los aficionados del deporte.

Además, Tiger se encontraba en proceso de recuperación de su quinta cirugía de espalda, a la que fue sometido el pasado 23 de diciembre. Con 45 años encima y toda esta situación adversa, el panorama para el estadounidense no es nada alentador. Woods necesita otro milagro para volver a la acción.

Si hay algo que, hoy por hoy, le respalda a Tiger Woods es su historia especial. Cual Dante en la divina comedia, el californiano ya logró sortear el infierno y el purgatorio para llegar por fin al paraíso. Ahora, urge una nueva ‘resurrección’ de la estrella del golf. Mientras tanto, cabe preguntar: ¿Será este el final de su travesía o solo es una piedra más en su camino? Pronto, él mismo se encargará de darnos la respuesta.

MÁS EN DT...

VIDEO RELACIONADO

El golfista Tiger Woods hospitalizado tras sufrir accidente automovilístico
El golfista Tiger Woods hospitalizado tras sufrir accidente automovilístico


TAGS RELACIONADOS

No te pierdas

No te pierdas