Los atletas necesitan de las proteínas para reparar los músculos y los tejidos después de un arduo , y la carne seca puede ser una gran solución. Se trata de carne que pasa por un proceso de deshidratación que elimina la mayor cantidad de líquidos y grasas, lográndose un alimento con múltiples beneficios:

- Ayuda en la recuperación de los músculos

- Estimula el crecimiento de masa muscular

- Mejora el funcionamiento del sistema nervioso

Pese a sus beneficios, es importante incluirla en nuestra dieta con moderación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que, al igual que otras carnes procesadas, su excesivo consumo podría aumentar el riesgo de padecer ciertas condiciones cardíacas.

¿CUÁNDO CONSUMIRLA?

Como explica César Silva, de , es ideal que se consuma durante o después de la actividad física. “La carne deshidratada es beneficiosa para los deportistas por su alto contenido en proteínas. Debido a que su presentación también se encuentra en , es práctica y se puede comer en cualquier momento”, indica. Eso sí, Pérez explica que su consumo debe limitarse a “un máximo de dos veces por semana”.

Como resalta Janeth Pérez, gerente general de Umana Nutrition, este tipo de alimento sirve como un avituallamiento para competencias como las . Su uso en pruebas con este nivel de exigencia grafica su poder nutricional para los runners.

En la dieta diaria, también puede servirse en el almuerzo, pues mejora la digestión. Se recomienda complementarla con un plato de vegetales u otros alimentos de fácil digestión, como purés, arroz integral, papa, camote, plátano u olluco.

Ahora que conoces los beneficios de la carne seca, pruébala y sácale provecho en tu regreso a las pistas.