Christian Cueva lleva 15 goles y 15 asistencias con la selección peruana desde que debutó en el 2011 ante Japón. (Foto: AFP)
Christian Cueva lleva 15 goles y 15 asistencias con la selección peruana desde que debutó en el 2011 ante Japón. (Foto: AFP) / FEDERICO PARRA
José Antonio Bragayrac

Podemos dejarnos arrastrar por una ebullición espontánea de la alegría y atribuirle los principios fundamentales del éxito de la , en este segundo proceso, a los dones celestiales de . Podemos, también, administrar una dosis de sensatez a la vena y aun así, sucumbir inevitablemente al virtuosismo de un futbolista que hasta hace un tiempo parecía condenado a transitar entre el heroísmo y los memes; pero que hoy diserta con elegancia y una descomunal estética, lo mucho y bien que aprendió a decidir con los pies y ahora también con la cabeza.

LEE TAMBIÉN: Christian Cueva: la noche mágica del crack de la era Gareca y el episodio que lo despertó de una gran crisis

Es Christian, y juega.

Frente a Paraguay su accionar fue sublime. Lúcido para la asistencia, aguerrido para aportar en la marca e inteligente para el juego colaborativo. Su mapa de calor ha de ser un jarabe para el espíritu. Lo suyo abona trascendentalmente al éxito de la blanquirroja y su jerarquía es irrefutable dentro del esquema de , responsable absoluto de este inverosímil truco de magia.

¡Desde la tribuna! Así se vivió el gol de Yoshimar Yotún en el Perú vs. Paraguay
La selección peruana venció a Paraguay y logró su clasificación al repechaje por segunda vez consecutiva. Luego de un gol tempranero, Yoshimar Yotún puso 2-0 el partido antes del descanso. Así se gritó el gol desde la tribuna.

Cueva le hace bien a la vida, que como cualquier vida que se jacte de ser vivida, valga la redundancia; se desvive entre el ensayo y error, entre el acierto y el infortunio. Entre la neblina de los fracasos y el amparo de lo correcto; entre el pase con tres dedos que alguna vez cada uno de nosotros hicimos en la pista o la losa del parque y aquella noche triste en que, arrebatados por esa brava efervescencia de la etapa adolescente, llegamos a casa alcoholizados y decepcionamos a nuestros padres. Es eso Cueva, resumidamente, un héroe de lo cotidiano, un rebelde por naturaleza, un ejercicio diario de incandescencia, un ser humano real, no fake.

Un hit de Armonía 10 en versión sinfónica.

Aquél es uno de los grupos favoritos musicales de Christian, cuyo nombre también identifica de manera idónea su presente, un diez en armonía plena. Un gestor de hazañas al que le ha costado una vida llegar a su plenitud deportiva luego de una compilación innecesaria (o necesaria para tipos como Cueva) de protagonismos extra deportivos.

Cueva es un gol que hace campeón sentimental a un país falto de afecto y de historias de éxito que nos representen, que nos une como ese abrazo que profiere con Gianluca Lapadula y que se afianza en lives a ritmo de cumbia. Es ese motor que ennoblece el error y acredita el fiasco por un fin común aún más trascendente. Es la verificación científica de que quien lo intenta muchas veces suele estar más cerca del éxito.

La reacción de los hinchas tras el triunfo de la selección peruana
La selección peruana venció 2-0 a Paraguay en el Estadio Nacional y consiguió el boleto para el repechaje al Mundial Qatar 2022.

Es el genio del engaño y el gol.

Su juego inyecta capital anímico al equipo y a la tribuna, sugestiona al peruano hacia la abundancia del bolsillo, reverdece la economía e inspira. Su versatilidad para el pase lo equipara a César Cueto y sus cuevagolazos desglosan de nuestra memoria las hazañas del “Chorri”. Lleva 15 goles y está a un solo tanto de alcanzar a Franco Navarro e ingresar al top ten de máximos goleadores en la historia de la selección peruana. Y tiene camino libre -y años- para tentar ser el máximo goleador en actividad de la bicolor, rótulo que recae hoy en manos -o pies- de Paolo Guerrero (39 goles) y Jefferson Farfán (27 goles). Eso sí, en el ranking del ciudadano de a pie, Christian ya alcanzó podio en esa otra historia que tanto nos urge fertilizar, la de los afectos.

Es Cueva, de 30 años, esa cumbia que alguna vez rechazamos y hoy todos queremos bailar.

VIDEO RECOMENDADO

¡Desde el Circuito Mágico del Agua! Mira la reacción de los hinchas tras la vistoria peruana
Hinchas de la bicolor disfrutaron del encuentro entre Perú y Paraguay desde el Circuito Mágico del Agua del Parque de la Reserva. Nunca dejaron de alentar.

TE PUEDE INTERESAR





Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más