Marco Quilca León

Cada día que pasa nos acercamos más al 24 de marzo. Ese jueves, desde las 6:30 p.m., la selección peruana de Ricardo Gareca, acompañado 1800 patrióticos en el mítico Centenario de Montevideo y millones en cada rincón del Perú, enfrentará a Uruguay por la penúltima fecha de las Eliminatorias Qatar 2022. Ubicados en el quinto lugar con 21 puntos, el duelo ante los charrúas (4°, 22) es una final. No hay otro calificativo. Lo sabemos acá y allá también. Mario Saralegui exvolante uruguayo, campeón de América y del mundo en 1982 con Peñarol, y ahora nuevo técnico de Carlos A. Mannucci, conversó con DT El Comercio sobre el Perú vs Uruguay que se viene. De hecho, sabe lo que es jugar contra la Blanquirroja. De hecho, de los 4 partidos en los que enfrentó a la selección, en dos de ellos le tocó enfrentar a la Generación Dorada, Oblitas, Chumpi, Cubillas, Duarte, en la Copa América de 1983.

MIRA: Karim Benzema: tres libros y una serie que explican por qué es el mejor 9 del mundo

—Será la primera vez que dirige en el Perú, ¿tiene alguna idea de cómo es el fútbol peruano?

Mañana (hoy) estamos llegando a Lima, si no me equivoco. Primero salimos para Buenos Aires, ahí tenemos una espera de cuatro horas y luego hacia Perú. Del torneo local conozco poco. La verdad que al principio vamos a tener confianza en la gente que está ahí, los jugadores, los dirigentes, tratar de ver los partidos anteriores. Sinceramente vamos a arrancar con bastante dificultad, pero ya nos ha pasado eso en otros lugar y logramos entender rápidamente las cosas.

—¿Cuál es el estilo de juego que buscará plasmas en Mannucci?

Creo que hoy en el fútbol no hay una receta, todo se aplicará dependiendo de los momentos y las fases de los partidos. Normalmente arrancamos con línea de cuatro atrás, un enganche y uno o dos puntas, dependiendo de lo que encuentre. Eso sería lo básico. A partir de allí, bueno, hay momentos que se empieza a mover todo y eso cambia y podemos jugar con tres o cinco defensas.

—Su llegada al Perú trajo del recuerdo aquella Copa América de 1983 en la que se fue expulsado junto a Jaime Duarte en una de las semifinales…

Claro, por ese partido no pude ir a la final. Los Uruguay-Perú siempre han sido de alto nivel, alto voltaje. Pero era otro fútbol, digamos. Hoy está todo más controlado. Hay cosas que se hacían antes que hoy no se pueden hacer.

—Claro, de hecho jugó otros tres Perú-Uruguay, ¿qué jugador lo impresionó más?

Me acuerdo de Germán Leguía. Toda la campaña que hizo en España, en el Elche. Después los grandes jugadores como Oblitas. Jugadores de aquella época en la que Perú era el segundo Brasil, esa delicadeza para jugar a la pelota, una técnica increíble, con ese toque seguro. Para nosotros siempre fue difícil jugarles por esa técnica que tenían.

—¿Se esperaban ese cambio en estas dos fechas de meterse de lleno en puestos de clasificación?

En el fútbol, cuando no se ganan partidos, es lógico que se piense en cambiar de entrenador. El maestro Óscar Washington Tabárez hacía mucho tiempo que estaba con un proceso bastante bueno para Uruguay clasificando a los mundiales, saliendo campeón de América. Su figura y grandeza jugaban a favor de él, de sus años de trabajo. Pero también se veía que el equipo estaba dormido, no lograba reaccionar y eso, a veces, solamente un cambio de entrenador te lo puede dar. Muchos pensábamos que no se iban a animar a sacarlo, pero finalmente lo hicieron y se vio un cambio importante, sobre todo en la actitud de los jugadores que era lo que más se les reclamaba. Con la llegada de Diego Alonso se vio a un equipo que presionó más arriba, con sorpresas inclusive en los llamados como Facundo Pellistri. Ahora, Alonso tampoco aseguraba la victoria. Era un riesgo que había que tomar y el presidente de la AUF lo asumió. Creo que ese coraje vale mucho y es parte de lo que nos ha llevado a estar en zona de clasificación.

—¿En Uruguay ven con buenos ojos que Diego Alonso siga el camino de Tabárez?

Un proceso largo como el de Tabárez difícilmente se dé, como el caso de Gareca en Perú que ya tiene siete años allí. No es tan sencillo. Y para Diego Alonso fue una jugada arriesgada porque solo eran cuatro partidos. Si no logra clasificar, no tiene chances de seguir. Si clasifica y mantiene estos rendimientos, creo que puede ir al Mundial. Dependerá de estos dos últimos resultados.

—¿Qué expectativas se tienen en Uruguay en estos momentos de cara a la última fecha doble?

Las últimas dos fechas han sido un revulsivo. Hacía varios partidos que Uruguay no ganaba. Estas dos victorias han dado otro entusiasmo a la gente. En quince minutos se vendieron las 50 mil entradas, eso para que tenga una idea de cuál es la expectativa de la gente, el apoyo y la confianza que tienen los uruguayos. Después, en el partido, empieza a rodar la pelota y puede pasar cualquier cosa. Es fútbol.

—¿Qué opina acerca de que la AUF haya decidido darle pocas entradas para la hinchada peruana y a un precio muy elevado?

Para nosotros tampoco es barato. Ahora bajaron un poco, pero hubo partidos anteriores en los que era un disparate el precio. El tema de la cantidad de entradas, no sé si está regido por algo, pero me parece tonto. Por último, es lo mismo 1800 que 5000. No altera un estadio de 50 mil personas.

—¿Les preocupa que Luis Suárez y Edinson Cavani lleguen con pocos minutos jugados en sus clubes a las últimas fechas de Eliminatorias?

Ese es uno de los problemas más importantes de una selección. Lo que te va a marcar el nivel del equipo es el nivel de los que están afuera, cuántos están con rodaje y cuántos no. Cuando los jugadores están bien, en competencia, como que la cosa marcha medio a control remoto. Pero cuando no están jugando altera el rendimiento del equipo. Que no jueguen los jugadores, para un técnico de selección, es un problema gravísimo.

Uruguay vs. Perú: mira la última vez que la selección peruana ganó en el Centenario de Montevideo
La Selección Peruana comandada por Ricardo Gareca se medirá ante Uruguay en la penúltima fecha de las Eliminatorias Qatar 2022. Revive la última vez que la blanquirroja regresó a Perú con los tres puntos.
TE PUEDE INTERESAR | Sigue fino: Christian Cueva entregó dos asistencias en la goleada de Al Fateh en Arabia Saudita | VIDEO

—Para usted, ¿de qué jugador se debería cuidar Perú?

Lo que pasa es que Uruguay es muy fuerte en la pelota quieta, tiene mucha gente que cabecea bien. Y hay recambio. En el partido pasado Cavani no fue titular y la sorpresa fue Pellistri. Es un jugador muy veloz que defiende y ataca con el mismo ritmo. Lo conozco muy bien porque lo tuve en Peñarol hace poco. Después lo de Luis Suárez ha sido fundamental como siempre. Hay que ver si Diego Alonso mantiene el mismo equipo. Nicolás de la Cruz, que no estaba por lesión, vuelve y Muslera igual. La línea de zagueros y laterales no creo que cambie. Pero más allá de nombres, Uruguay va a salir desde el primer minuto a buscar arriba, hará una presión alta desde el inicio. Eso sí, tiene que cuidarse de la pelota larga porque Perú es un equipo multifacético y sabe adaptarse a los contextos.

—¿Cómo define el juego de Facundo Pellistri, la sorpresa uruguaya en estos momentos?

Es un jugador muy fuerte en el mano a mano. Muy rápido también y tiene esa virtud de defender y atacar con la misma intensidad. Es un jugador muy joven que se fue hace un año, pero recién estaba empezando a jugar acá. Fue una sorpresa que lo llamaran y fue más sorpresa que sea titular.

—¿Qué cambió del Uruguay que Perú enfrentó en la Copa América al de ahora?

Un cambio que más se notó fue en la presión alta. Después el juego más directo. No fue aquel equipo tan pasivo con la pelota. Eso hizo que encontrara los goles en buenos momentos.

—¿El Uruguay vs Perú va a ser una final? ¿Qué nos espera el 24 de marzo en el Centenario?

Sí, va a ser una final. Pero el Centenario tiene las tribunas tan lejos del campo que acá decimos que cualquiera que viene acá va a ser local, ja ja ja. Cuando nos tocaba ir con la selección o Peñarol a jugar en estadios que eran apretados y se sentía la gente, se notaba la diferencia. Pero la gente va a gritar y cantar mucho, habrá mucha presión, algo que es una vara de doble punta. Hoy se ve que se ganan muchos partidos de visita, justamente por esa presiones. Hay que saber encontrar un equilibrio en la obligación que se tiene para salir a buscar el triunfo y que no te agarren mal parado. De repente empiezan a pasar los minutos y la presión, que al principio era a favor, se vuelve en contra. Entonces es bastante relativo el hecho de jugar de local.

LAPADULA, EL GOLEADOR DE LOS NIÑOS
Ocho años, nueve meses y 25 días han pasado desde la primera vez que el nombre "Gianluca Lapadula" Apareció como una incógnita, un misterio sin resolver en el Perú “En vivo: 12′, gol de Lapadula para el local. Gorica 1-1 Domzale” Fue el breve tuit de la cuenta De Sangre Peruana (https://twitter.com/DeSangrePeruana/status/442302556241281024) Desde entonces, Gianluca Lapadula no ha dejado de estar en la discusión futbolera del país Que primero vio en él a un extranjero lejano, luego a un delantero necesario Y finalmente un héroe enmascarado Este distintivo -una máscara de protección que usa desde la última Copa América 2021, cuando sufrió la rotura del tabique- Se ha convertido en el símbolo de lo une con la gente. Con los grandes y los niños.

—¿Cómo ven a la selección peruana en Uruguay?

Es un equipo que ha tenido altibajos, pero Ricardo Gareca logró clasificarlos al Mundial. Gareca es históricamente uno de los técnicos que más le ha dado a Perú, muy bien acompañado con un excompañero mío que es el ‘Bocha’ Santín. Tiene un gran conocimiento de lo que es el fútbol peruano. La virtud de Perú es que siempre ha sabido salir adelante y eso es lo que nos tiene muy preocupados. Va a ser un partido muy parejo.

—Aparte que este Perú de Gareca sabe ganar de visita en Eliminatorias…

Sí, además está la propia irregularidad de las Eliminatorias. Es que pasa tanto tiempo sin jugarse. No es un torneo corto o partidos cerca en el tiempo que uno puede tener un seguimiento de los rendimientos. Por eso hablábamos al principio de que el nivel de los jugadores condiciona.

—¿Cuánto influye que Perú llegue al partido con Lapadula con el tabique fracturado y sin certeza de saber si estará Paolo Guerrero?

Hay jugadores que son como El Cid Campeador, que solo con la presencia irradia un montón de cosas. Paolo Guerrero es así. Él juega en una posición en la que no es tan importante el desgaste, tiene una presencia más de área y puede incidir prácticamente sin estar al cien por ciento. Tiene una ascendencia sobre los compañeros, sobre los rivales, y es un goleador al que le tiras la pelota en el área, le venga bien o mal, te puede anotar

—¿Usted lo llevaría así sea con una pierna?

Sí. Paolo Guerrero es un referente de Perú durante todos estos años. Es el jugador más conocido que ha tenido su selección para nosotros. El más elogiado, más conocido.

—También está Lapadula y el temor de los golpes que pueda recibir en el tabique…

Me acuerdo cuando íbamos a jugar la Libertadores y había que hacer como se podía. Ahí sí era bravo. Podía pasar cualquier cosa. Pero en el fútbol de hoy es difícil que haya juego sucio por el tema del VAR, la televisión. Lo que sí puede pasar es que en una situación de juego pueda recibir un golpe. No adrede sino por circunstancias del juego. Además, si hay algo que se rescata del Uruguay de Tabárez y este, es que habían partidos en los que el equipo ni recibía tarjetas amarillas. Es más, esa es una de las cosas que se les reclamaba porque no se podían perder partidos como ante Argentina o Brasil sin que un solo jugador uruguayo haya sido amonestado.

—Así tuviera un ‘9′ con el tabique fracturado, ¿lo pone de titular?

Si él quiere, sí. Hay otras lesiones que son más complicadas, como las musculares o de rodilla. Pero una fractura a nivel nasal, con una máscara me parece a mí que puede jugar tranquilamente.

—Para usted, ¿qué jugador es de temer en Perú?

Perú ha cambiado, no ha jugado todos los partidos con los mismos jugadores. Más de lo individual, pesa lo colectivo. Es un equipo que se recuesta muy bien con esos dos que juegan por fuera (Cueva y Carrillo) que salen rápido siempre.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Santiago Molina, El Nuevo Niño Prodigio Del Fútbol Peruano
Santiago Molina, el talentoso peruano de 10 años, destaca con sus habilidades con el balón. Es delantero, de excelente dribling y pegada. Acudirá a probarse en el Charlotte FC de la MLS para iniciar su camino como futbolista



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más