Daniele De Rossi arrancaría contra River Plate el domingo. (Foto: AFP)
Daniele De Rossi arrancaría contra River Plate el domingo. (Foto: AFP)
Redacción DT

author

redacciondt@comercio.com.pe


Por Eliezer Benedetti

Desde Roma a Buenos Aires, un gladiador ha abandonado el Coliseo donde estaba acostumbrado a luchar para desplazar su aguerrida alma a un monumental campo de Argentina. Se trata de Daniele De Rossi, quien salió de su zona de confort para cumplir un sueño, que incluye el conquistar su primer Superclásico Argentino con un triunfo que quedará marcado en lo más profundo de su corazón.

En realidad, la batalla que desatará De Rossi en Buenos Aires es similar a las que enfrentaba en Roma. El italiano estará bajo la presión de miles de personas enfervorizadas, luchará contra el mayor adversario de los colores que defiende y desencadenará un espectáculo inolvidable.

Por ello, el volante estará en la boca del lobo cuando pise el Monumental. Poco importará su copa del mundo y su gran reconocimiento de todo el planeta por el prodigioso fútbol que lleva en sus genes. La hinchada del ‘Millonario’ no perdonará e intimidará en cuanto pueda al crack romano.

Aunque, es una situación que bien puede afrontar De Rossi. En batallas como la que habrá el domingo, la garra y entrega son primordiales para alcanzar la gloria. Y esas son virtudes que al italiano no le faltan, todo lo contrario. No por casualidad llegó a un equipo tan sacrificado y luchador como lo es Boca Juniors de la fantástica Bombonera.

Además, el mediocampista ‘Xeneize’ busca sumarse a la lista de extranjeros que conquistaron el Superclásico argentino. Para ello, De Rossi tendrá que emular las hazañas que alguna vez cumplieron cracks como el uruguayo Enzo Francescoli, el chileno Marcelo Salas, el colombiano Radamel Falcao y el francés David Trezeguet.

La historia de extranjeros que han resaltado en los Superclásicos argentinos ha favorecido más a los del River. De hecho, todos los mencionados vistieron la camiseta del ‘Millonario’. Ahora toca la oportunidad para que De Rossi luzca la de azul y oro en el tan esperado encuentro del domingo.

Enzo Francescoli

En primera instancia hablemos de Enzo Francescoli, pues no solo se consagró en superclásicos argentinos, sino que además se convirtió en el máximo ídolo de River Plate. De hecho, es el máximo goleador extranjero en la historia del ‘Millonario’ con 137 tantos. Contra Boca gritó seis de esos goles.

Además, Francescoli estuvo lleno de tantos goles como de títulos. Saboreó la miel del éxito siete veces con River Plate, un total de cinco copas argentinas, una Supercopa Sudamericana(1997) y la más importante de todas, la Copa Libertadores(1996). Todo ello le facilitó su paso por el Olympique de Marseille, donde conquistó la Ligue 1 en 1990.

Marcelo Salas

Desde un inicio, Salas despertó el interés tanto del ‘Millonario’ como del ‘Xeneize’, pero finalmente fue River Plate quien adquirió sus servicios. Es así que el chileno coincidió con la última etapa de Francescoli.

Precisamente, el primer gol de los 46 que anotó Salas con la camiseta del River lo realizó en la Bombonera contra el Boca. Así, dio inicio la exitosa carrera del chileno, que luego pasó por Lazio y la Juventus. Con el ‘Millonario’, ganó cinco títulos.

Radamel Falcao

La historia de Falcao es una de las más recientes y conocidas en el mundo del fútbol. Llegó a River Plate con 15 años en 2001, pero su debut recién se llevó a cabo cuatro años después. Desde el Monumental fue que acuñó su apodo ‘El Tigre’.

Falcao jugó 113 partidos con el River Plate y anotó 45 goles, de los cuales, tres le convirtió al Boca. El colombiano solo pudo levantar un título con el ‘Millonario’. No obstante, su gran olfato goleador le permitió jugar en las grandes ligas de Europa. En Atlético de Madrid fue donde más resaltó.

David Trezeguet

David Trezeguet tiene una historia más similar con De Rossi. Primero, el franco-argentino trazó un exitoso camino en el Mónaco y en la Juventus. Además, se coronó campeón del mundo en Francia 98. Con ese gran rótulo encima, decidió defender los colores del River en la B de Argentina.

Así, el delantero aportó con 13 goles en ese entonces y fue el más destacado para que el ‘Millonario’ retorne al lugar que pertenece. También sabe lo que es anotarle y ganarle a Boca. Aunque en la primera de Argentina no le fue tan bien de cara al arco, pues solo pudo marcar tres goles en 16 partidos lo logrado anteriormente le bastó para convertirse en un referente del River.