Módulos Temas Día

Más en Vóley

Vóley: análisis de la actuación peruana en Mundial Sub 18

Perú quedó en el puesto 16 del Mundial Sub 18. ¿Qué nos pasó y qué nos deja esta experiencia?

Vóley: análisis de la actuación peruana en Mundial Sub 18

Vóley: análisis de la actuación peruana en Mundial Sub 18

Es fácil ilusionarse cuando las cosas salen bien. Luego de que la selección peruana de vóley Sub 18 pasara como el primero de su grupo en la fase inicial del Mundial Sub 18, no fueron pocos los que vieron posible repetir el cuarto puesto logrado en Tailandia 2013 o, incluso, soñaron con el podio o la medalla de oro. Metas bastante altas para la realidad con la que llegaba nuestro equipo de menores al torneo.

Tras diez días de vóleibol, Perú terminó en el puesto 16 de 20 equipos en el Mundial Sub 18. ¿Qué nos pasó y qué reflexiones nos deja esta experiencia?

LESIONES PASARON FACTURAS

Suena a excusa, pero no lo es. Perú llegó al Mundial Sub 18 con un plantel seriamente afectado por las lesiones. Por momentos, las sesiones de entrenamiento de la selección de menores tenían más de centro de terapia física que de práctica deportiva. Lo dijo el propio Walter Lung, entrenador que cuando recibió la batuta del equipo, en vez de empezar a trabajar inmediatamente con todas sus jugadoras debió armar un plan de recuperación de las voleibolistas lesionadas.

Así llegaron Leslie Leyva y Katherine Regalado a jugar todos los partidos del Mundial Sub 18. Así debió alternar Nicole Abreu, indiscutible pilar del equipo nacional, que por unas hernias discales no pudo jugar al 100% en el Dibós. Y así no pudieron incluirse a la altísima Saraí Gutiérrez y a la zurda Maira Sandoval.

¿Cómo chicas de 15, 16 o 17 años arrastran lesiones de gravedad? Realizar un acondicionamiento físico y manejar las cargas de trabajo es clave para el futuro. Alguna vez la propia Natalia Málaga comentó que no podía reforzar con menores a su equipo juvenil, porque las de la Sub 18 tenían lesiones que ella solo había visto en voleibolistas adultas.

CAMBIOS EN LA BANCA
Otro aspecto vital cuando se habla sobre lo sucedido con este equipo. Las chicas de la generación 98/99 arrancaron un proceso como preinfantiles o Sub 15 con el español Juan Diego García. Tras casi dos años de trabajo y al no conseguir los resultados esperados (tercer lugar en los Sudamericanos Preinfantil y de Menores, además de un quinto lugar en la Copa Panamericana Sub 18), la federación decidió cambiar de entrenador. ¿El problema? Se trataba de iniciar un nuevo proceso a poco tiempo del Mundial. Walter Lung agarró el equipo solo cuatro meses antes del campeonato más importante para la categoría y buscar hacer grandes cambios, a nivel técnico y táctico, es prácticamente imposible.

DEFICIENCIAS TÉCNICAS
Los problemas de recepción y defensa en Perú eran evidentes. Aunque el armado de Lucía Magallanes tenía sus propias fallas, decir que le entregaban buenas pelotas consistentemente para que ella pudiera levantar con tranquilidad sería mentir. 

Los servicios, por otro lado, se han convertido en un mal endémico en el vóley peruano. El saque de Perú, en vez de incomodar al rival siendo flotante o potencia, básicamente se centra en pasar la pelota al otro lado de la red. Así, el otro equipo recibe tranquilo y arma su ataque cómodo. Regalamos nuestro servicio. Y lo visto en nuestra Sub 18 es un reflejo de lo que sucede en todas las categorías de nuestra selección: no tenemos un servicio moderno.

FALTA DE AGRESIVIDAD
Desde el servicio hasta en el ataque, fuimos un equipo pasivo. Nos faltó contundencia y agresividad. La cantidad de pelotas que buscábamos colocar en vez de reventar fue altísima. Quizá las chicas no se sentían seguras frente a un bloque alto. Walter Lung cree que se debe a la falta de kilometraje en competencias de alto nivel. Para ser agresivo, explica, hay que tener experiencia y cancha.

El grupo en el que nos tocó jugar tampoco ayudó. Enfrentar a México, Egipto, China Taipéi y Corea del Sur no te permite agarrar un ritmo de altísimo nivel para luego chocar con equipos duros en la fase de eliminación. El puesto 16 no le hace total justicia al potencial de este equipo. Cada victoria y cada derrota es un aprendizaje; esperemos que nos quede la lección.

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada