Ser adulto no solo implica destinar dinero al pago de cuentas, sino también desarrollar una capacidad de . De producirse el caso contrario, el riesgo de endeudarse puede ser muy alto, lo que afectará su presente y futuro financiero.

La importancia de tener un plan de ahorro no radica en juntar dinero para comprar algo, pues también puede ser una fuente de ayuda en casos de emergencia como despidos laborales inesperados o un repentino deterioro de salud de algún familiar.

Por ello, lo ideal es hacer del ahorro un hábito que forme parte de nuestro plan de vida, porque una persona que empieza a guardar dinero está comenzando a construir su futuro.

Al respecto, Pilar García Tamariz, docente del área de Administración general de la, considera que existen cinco problemas comunes que se pueden presentar al momento de organizar y ejecutar un plan de ahorros. Los más frecuentes son aquellos que están relacionados a gastos innecesarios.

Conoce en la galería al inicio de la nota los cinco principales enemigos del ahorro.