Marcela Mendoza Riofrío

Ese maravilloso invento llamado TV está cercano a cumplir cien años de entretenida existencia con fuertes transformaciones en el camino. Las primeras transmisiones, allá por 1925, eran en blanco y negro y los espectadores tuvieron que esperar unos 25 años para gozar del color y del millonario negocio publicitario.