"No se trata de tomar medidas aisladas sino de acometer una profunda transformación en el modo de trabajar de todos los empleados (hombres y mujeres) que permita responder a las necesidades de los profesionales actuales", precisa Patricia Cauqui, una de las investigadoras del estudio. (Foto: Shutterstock)
"No se trata de tomar medidas aisladas sino de acometer una profunda transformación en el modo de trabajar de todos los empleados (hombres y mujeres) que permita responder a las necesidades de los profesionales actuales", precisa Patricia Cauqui, una de las investigadoras del estudio. (Foto: Shutterstock)
Paola Villar S.

Si algo ha quedado claro ante el impacto de la pandemia (que continúa) es que los avances en el cierre global de la brecha de género han sufrido un inevitable retroceso ante las circunstancias sociales y económicas que han impactado con mayor fuerza a las mujeres. Y este impacto diferenciado se sigue percibiendo, incluso en el ámbito ejecutivo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más