A la fecha, solo cuatro de cada 10 compañías líderes de la bolsa limeña cuentan con al menos una mujer en su directorio.
A la fecha, solo cuatro de cada 10 compañías líderes de la bolsa limeña cuentan con al menos una mujer en su directorio.
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

Diversos estudios muestran que la , origen, generación, conocimientos, cultura o habilidades en los directorios genera un mayor desempeño financiero, competitivo y de sostenibilidad en las empresas. Esto, debido a que permite contar con distintos enfoques, puntos de vista y experiencias que ayudan a mejorar la toma de decisiones.

Así, la reducción de la brecha de género y un mayor grado de participación de las mujeres generarían mayores beneficios para las compañías y por consiguiente mejoraría la economía del país.

Si bien las empresas que se financian en el mercado de valores son conscientes de este círculo virtuoso, el avance hasta el momento es poco significativo.

A la fecha, solo cuatro de cada 10 compañías líderes de la bolsa limeña cuentan con al menos una mujer en su directorio, desde solo tres que eran hace 6 años, según el estudio: “Mujeres miembros de directorios de las empresas en el mercado de valores peruano 2018”, elaborado por PwC, Centrum PUCP y WomenCEO Perú.

La realidad es más crítica si se considera la participación de la mujer en el total de plazas de directores de las firmas líderes. Solo el 9,2% de las posiciones es ocupado por el sexo femenino y el 90,8% por varones, es decir, apenas 1,8 puntos porcentuales mayor que en el 2012.

Estudio: “Mujeres miembros de directorios de las empresas en el mercado de valores peruano 2018”, elaborado por PwC, Centrum PUCP y WomenCEO Perú.
Estudio: “Mujeres miembros de directorios de las empresas en el mercado de valores peruano 2018”, elaborado por PwC, Centrum PUCP y WomenCEO Perú.

Una de las razones de esta situación es la concentración de los directores en más de una empresa. El estudio revela que en la actualidad, el número de directorios en que participa un director es de 1,4 y este ratio permanece sin cambios desde hace seis años, periodo más antiguo en que se cuenta con información.

Es por falta de oportunidades que no existen más mujeres en los directorios”, comenta al estudio Isabel Arias, presidente de minera San Ignacio de Morococha y asociada de honor de WomenCEO Perú.

DIVERSIDAD SOLO POR VÍNCULO
La escasa participación que hoy tienen las mujeres en los directorios incluso obedecería más a su vinculación con las empresas como accionista que por la convicción de la compañía sobre sus capacidades. Esto se puede comprobar con la reducción de la participación de las directoras independientes.

En el 2012, el 47% de mujeres que se desempeñaban como directoras lo hacían como independiente; en el 2018 esta participación es solo el 38%.

“Mi entrada fue ampliamente discutida por no venir de finanzas. Eso fue difícil. El ingreso de un director que tiene exactamente la misma posición que yo, no fue discutido, el mío sí, aun cuando yo tengo más acciones”, dijo una directora entrevistada que pidió el anonimato.