Editorial: ¿Quién ahogó la ‘ley pulpín’?
Editorial: ¿Quién ahogó la ‘ley pulpín’?
Redacción EC

Si las mujeres se incorporaran masivamente al mundo laboral, el de la región aumentaría hasta un 34%. Así lo estimó el Banco de Desarrollo de América Latina - .

Teniendo en cuenta el potencial de las mujeres para dinamizar la economía de los países, parece evidente que apostar por su empoderamiento económico es una vía eficiente y segura de garantizar tasas de crecimiento sostenibles. Pero en América Latina solo el 50,3% de las mujeres participan en actividades económicas; mientras que los hombres lo hacen en un 78,9%. 

La entidad financiera señaló que hoy persisten barreras sociales, económicas y legales que impiden a las mujeres desplegar todo su potencial y participar de forma plena en la vida pública. 

Por ejemplo, en América Latina las mujeres ocupan sólo una cuarta parte de los cargos públicos de los poderes estatales (Ejecutivo, Legislativo y Judicial). Además, pueden ganar hasta un 19% menos que los hombres al desempeñar un mismo trabajo.

En ese sentido, "la dependencia económica y la insuficiencia de ingresos son dos de los factores que más inciden en la permanencia de las mujeres en situaciones de violencia y en la perpetuación de las desigualdades. Por eso, para combatir eficientemente las desigualdades de género en América Latina es imprescindible apostar por el empoderamiento económico de las mujeres.", afirmó Violeta Domínguez, coordinadora de la unidad de género de CAF.

Con el fin de mejorar la autonomía económica y sus capacidades de liderazgo, la institución financiera impulsa iniciativas para aumentar la alfabetización financiera entre las mujeres y en la creación de programas de emprendimiento para fomentar que tengan ingresos propios.

CAF comentó que los expertos coinciden en que es imprescindible sumar acciones legales y políticas a las medidas de empoderamiento económico y de liderazgo de las mujeres. 

El problema de la desigualdad de género afecta no solo a las mujeres, sino al conjunto de la sociedad, a la economía y al desarrollo de los países. Por esta razón, si pretendemos que América Latina sea una región más democrática e igualitaria en un futuro cercano, será imprescindible concienciar a todos los ciudadanos acerca de la trascendencia de la equidad de género, concluyó la institución.

EN EL PERÚ

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha alertado sobre la desigualdad de género en la participación laboral en el Perú. La brecha en la participación laboral es de 18 puntos porcentuales, lo cual podría repercutir negativamente en el futuro patrón de crecimiento económico del país. La tasa de actividad de empleo de las mujeres es de 63,4%, mientras que la de los hombres es de 81,4%. 

TAGS