Evo Morales, presidente de Bolivia. (Foto: AFP)
Evo Morales, presidente de Bolivia. (Foto: AFP)
Agencia Reuters

La agencia de calificación crediticia bajó el miércoles la nota soberana de a "BB-" desde "BB", debido a una posición externa más débil del país sudamericano.

S&P también mejoró el panorama de Bolivia a "estable" desde "negativo", lo que refleja la opinión de que la economía del país seguirá creciendo en torno a un 4,3% durante los próximos 12 a 24 meses.

"La rebaja refleja nuestra visión de que la posición externa de Bolivia ha sido debilitada por un sostenido gran déficit de cuenta corriente", dijo S&P en un comunicado.

La agencia sostuvo que espera que el crecimiento del crédito en el país se ralentice en los próximos años tras un período de rápida expansión.