(Foto: El Comercio | Alonso Chero)
(Foto: El Comercio | Alonso Chero)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Luego de dos meses y medio de haber dejado la administración de Universitario, Carlos Moreno explica la situación financiera que deja en el club crema.

¿CÓMO SU ADMINISTRACIÓN, DESIGNADA POR GREMCO, ES REMOVIDA DE LA ADMINISTRACIÓN?

En el 2012, el Indecopi le reconoce a Gremco un crédito capital por US$28 millones y, en el 2016, uno de intereses por US$31 millones. Ahora, se ha congelado el crédito capital, en base a una solicitud de medida cautelar que presentó la Sunat, que es tercero coadyuvante en el proceso. Pero cabe resaltar que, en el marco legal, se conoce que los terceros coadyuvantes no pueden pedir medidas cautelares. De por sí es ilegal. Estamos a la espera de una resolución. No sabemos cuándo saldría.

¿CÓMO SE EXPLICA ESTA POLÉMICA EN LA TRANSFERENCIA DE CARGO?

A ellos [administración de Raúl Leguía], la Junta de Acreedores los designa el 22 de julio. Para la transferencia de cargo se suscribió un memorándum de entendimiento entre ambas administraciones a fines de agosto, que implicaba verificar los bienes del club y hacer un inventario en presencia de ambas partes y un notario. Esto para que en el club se tenga certeza de qué se estaba dejando.

Se les informó que esto empezaría el día en que se suscriba el memorándum hasta el 12 de setiembre, pero en ningún momento se comunicaron con el personal que trabajaba en el club bajo mi gestión. Por negligencia de ellos recién empezamos el 12 de setiembre. Pero, el 16 de setiembre, de manera abrupta, esta administración [de Raúl Leguía] ingresó a las sedes del club, cuando se estaba cumpliendo con el memorándum.

No hemos abandonado el club ni tampoco borrado alguna información contable y financiera. Se encuentra pendiente de entrega junto a los demás bienes e información del club al momento en que se haga la entrega formal de cargo. Lo que queremos es retomar el proceso de transferencia. Yo no puedo entregar claves si es que no se ha culminado este proceso de transferencia, mediante la verificación de los inventarios del club. Esto pudo hacerse tranquilamente en esas dos semanas.

¿Y TIENEN COMUNICACIÓN CON LA ADMINISTRACIÓN ACTUAL PARA ESTO?

Ellos ingresaron violentamente a las sedes del club y perdieron total comunicación con nosotros. Conmigo no se han comunicado.

¿CON QUÉ NÚMEROS RECIBIÓ Y DEJÓ EL CLUB?

Debido a que ellos abandonaron el club, empezamos a reconstruir la información a inicios del 2017. Hemos reducido el pasivo corriente que dejaron en S/28 millones a S/19,7 millones hasta diciembre último. Esto, según los estados financieros auditados, que son los que se presentan a distintas entidades como la Federación Peruana de Fútbol y al mismo fideicomiso.

En el 2018, logramos alcanzar una utilidad operativa de aproximadamente S/10 millones, que se refleja en la reducción del pasivo. El gasto operativo en el 2016, cuando dejaron la gestión, era de S/41,5 millones y al cierre del 2018 la dejamos en S/31,8 millones.

Respecto a la deuda concursal, esta no puede reducirse hasta que no se empiece a ejecutar los pagos según el plan de reestructuración. Dicho sea de paso, durante cinco años de administradores designados por la Sunat, nunca se aprobó un plan de reestructuración. Esto, pese a que es la principal obligación de los administradores concursales. Nosotros sí logramos aprobar [el que propusimos] en febrero de 2017, dos meses después de tomar la gestión del club.

Cuando llegamos al club a suceder a la gestión de Raúl Leguía no había ni siquiera un reglamento de trabajo. Nosotros elaboramos manuales y procedimientos para poder incorporar un buen gobierno corporativo en el club. Pese al problema de liquidez generado por el adelanto de facturas, que lamentablemente es el principal ingreso del club, pudimos reducir el pasivo corriente, aun realizando inversiones.

SEGÚN LOS CUADROS FINANCIEROS QUE COMPARAN ADMINISTRACIONES, A LA SALIDA DE LA GESTIÓN DE RAÚL LEGUÍA LOS TRIBUTOS POR PAGAR ERAN DE S/2,6 MILLONES, PERO HASTA EL CORTE DE LA SUYA SUBIERON HASTA S/5,6 MILLONES. ¿EN QUÉ SE SOSTIENE ESTA VARIACIÓN?

Lo que pasa es que ese cuadro tiene información poco confiable compartida por la gestión de los señores Leguía.

ES DECIR, ¿NO PUEDES SER COMPARABLES, PESE A QUE ELLOS SOSTIENEN HABER HECHO UNA AUDITORIA INTERNA?

No entiendo cómo pudieron hacer una auditoria en menos de un mes y medio si ellos ingresaron el 16 de setiembre y no tienen información del club. Es poco creíble, ¿no?

VOLVIENDO AL TEMA DE LA LIQUIDEZ, ¿CUÁL FUE LA INCIDENCIA FACTURAS ADELANTADAS EN SU GESTIÓN?

En derechos por televisión, ellos nos dejaron nueve facturas adelantadas más un adelanto o préstamo de dinero que les dio Consorcio Fútbol Perú - CFP (Gol Perú) de US$800.000, que se descontaba en mi gestión. Esto a cambio de que se amplíe el contrato hasta el 2025 por el mismo valor.

Hemos perdido la oportunidad de renegociar el contrato con CFP, que hubiese significado tranquilamente US$1,5 millón más por año. Y esto es lo más normal con clubes populares. El lucro cesante es bastante alto: US$4,5 millones a cambio de un préstamo de US$800.000. Ahora, en cuanto a televisión, nosotros no hemos dejado adelantadas más facturas de las que nos dejaron. Pero ese dinero no se ha diluido, sino que se ha invertido.

¿DESCARTA LO DICHO POR RAÚL LEGUÍA SOBRE EL ADELANTO DE FACTURAS HASTA EL VENCIMIENTO DE LOS CONTRATOS?

Raúl Leguía miente al decir que hemos adelantado facturas hasta sus vencimientos. El contrato con Marathon, por ejemplo, es hasta el 2023 y lo que se adelantó fue hasta este año nada más.

Marathon brinda la indumentaria deportiva al club crema.
Marathon brinda la indumentaria deportiva al club crema.

¿Y SE HAN FIRMADO CONTRATOS LESIVOS?

Los contratos no son lesivos. Ellos nos dejaron una marca destruida. A finales del 2016, ninguna marca quería apostar en la ‘U’. Tuvimos que recuperar la confianza del mercado poco a poco y, a partir de ello, incrementar los ingresos comerciales paulatinamente. ¿Qué contratos se tenían a finales del 2016? Solo tres y uno –una casa de apuestas- no terminó de pagar.

Desde el 2017, recuperamos la confianza de las marcas y no con cualquiera. Firmamos un contrato con una entidad financiera como Caja Huancayo. De otro lado, sería el colmo que Leguía diga que el contrato con Marathon es lesivo, considerando que con Umbro le terminábamos pagando nosotros a ellos. Umbro nos daba US$80.000 en prendas, mientras que Marathon, US$850.000. Los demás contratos tampoco son lesivos.

SEÑALA QUE LOS INGRESOS SE INVIRTIERON, ¿EN QUÉ?

Nosotros no solo hemos estado reduciendo el pasivo corriente, sino que también hemos invertido para poner en valor los activos del club. Se hizo el cambio de zonificación de Campo Mar, con lo que el predio pasó de los US$40 millones a más de US$100 millones. Estábamos haciendo la habilitación urbana para poder concesionar los espacios.

Campo Mar, propiedad de Universitario, se ubica en Lurín, al sur de Lima.
Campo Mar, propiedad de Universitario, se ubica en Lurín, al sur de Lima.

También se levantó la supuesta carga que existía sobre Lolo Fernández. Eso era falso. Sí se puede destinar este espacio a otros usos ajenos a los deportivos. Además, inscribimos el estadio Monumental a nombre del club y se independizaron espacios [explanadas] para desarrollar proyectos y generar flujos de ingresos. Por otro lado, empezamos a desarrollar un proyecto ambicioso que es el Museo Crema en el Estadio Monumental.

LEGUÍA SEÑALA QUE SE ENCONTRARON DOCUMENTOS PARA VENDER ACTIVOS.

Esa es otra falsedad. Como administrador no tengo las facultades para vender activos. Si la Junta de Acreedores no me autoriza, yo no puedo vender ningún activo del club y nunca existió una junta en la que se discuta la venta de activos.

¿EN EL PLAN DE REESTRUCTURACIÓN DE GREMCO ESTÁ CONSIDERADO VENDER?

El plan de reestructuración es de la ‘U’, para comenzar. Fue aprobado por toda la Junta de Acreedores, incluida la Sunat y evitó la liquidación del club. Si el 20 de febrero del 2017 no se aprobaba este plan, el club se iba en liquidación automáticamente. Este plan fue discutido con los principales acreedores, que son los laborales, Sunat y Gremco, días antes de firmarlo.

Este plan dice que, como primera medida, luego de poner en valor los activos se deben concesionar. Si esto no sucede, recién ahí procede la venta. Pero tanto para la concesión como para la venta se necesita la aprobación de la junta.

EL PROYECTO DEL MUSEO CREMA, SEGÚN UN PERITAJE BAJO LA GESTIÓN DE RAÚL LEGUÍA, ESTÁ SOBREVALORADO.

Este proyecto tiene como intención generar flujos de ingresos para el club. No solo con las entradas propias del ingreso al museo, sino también con negocios adicionales como publicidad, ‘sponsoría’, mecenazgo, entre otros.

El cuestionamiento sobre el museo también es falso y su inversión puede sustentarse por cada etapa con los especialistas, quienes diseñaron y desarrollaron el proyecto. Es fácil de demostrar que la inversión realizada en el museo iba a recuperarse en un lapso de tres años, aproximadamente.

DE OTRO LADO, ¿QUÉ SUCEDE CON LA INSCRIPCIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN DE LEGUÍA?

En el 2016, los señores Leguía [Humberto y Raúl] nos decían, contrario a lo que mencionan ahora, que el acta de la Junta de Acreedores, donde se inscribe a la gestión a cargo, no era constitutiva. Nos dijeron que mientras no tengamos inscritos el nombramiento en registros públicos no nos podía reconocer. Cuando hicimos el trámite en la Sunarp y nos acercamos para la entrega del cargo, ellos empezaron con el “peloteo”. En diciembre del 2016 abandonaron el club. No hubo una transferencia y, obviamente, no se dejaron registros de información.

¿Y ELLOS PUEDEN REALIZAR SU RESPECTIVA INSCRIPCIÓN?

No. La Sunarp les ha indicado en tres ocasiones que esta acta tiene una serie de vicios. La única forma de subsanarlos es mediante una nueva Junta de Acreedores, en la que se ratifiquen los acuerdos adoptados y se subsanen las observaciones. Con esto recién podrán inscribirse en registros públicos. La televisora Consorcio Fútbol Perú ya nos remitió una carta en setiembre indicando que no aceptarán monetizaciones [dar facturas adelantadas] hasta que se inscriban en Registros Públicos. Es decir, es imposible que hagan monetizaciones hasta que inscriban su nombramiento.

La gestión de Raúl Leguía no puede firmar contratos comerciales, según indica el exadministrador del club, Carlos Moreno. (FOTO: ROLLY REYNA / EL COMERCIO)
La gestión de Raúl Leguía no puede firmar contratos comerciales, según indica el exadministrador del club, Carlos Moreno. (FOTO: ROLLY REYNA / EL COMERCIO)

SI NO ESTÁN INSCRITOS, ¿PUEDEN FIRMAR CONTRATOS COMERCIALES?

No puede porque el acuerdo de la Junta de Acreedores, de acuerdo con la ley concursal, surge efectos entre los acreedores y frente al Indecopi. Cualquier abogado recomendaría que mejor se consiga una vigencia del poder para verificar con quien se está suscribiendo el documento, su nombramiento y sus facultades inscritas. Cualquier persona que firme contrato con la gestión de la gestión de los señores Leguía se expone a que ese contrato pueda ser cuestionado o no reconocido.

¿HAY RELACIÓN ENTRE LA INSCRIPCIÓN DE LA GESTIÓN DE RAÚL LEGUÍA Y LA RESOLUCIÓN QUE ESPERAN?

Si se levanta la medida cautelar, que por su naturaleza es temporal, inmediatamente se cae el nombramiento de ellos y ya no van a poder inscribirse. En medida que no se caiga esta medida, ellos podrán insistir en su trámite. Sin embargo, la Sunarp ya les dijo que si no hacen una nueva Junta de Acreedores subsanando los vicios observados no podrá inscribir su nombramiento.

TAMBIÉN MENCIONÓ DEUDAS POR IMPUESTOS CUESTIONABLES.

Todos los tributos a la Sunat están cuestionados en la actualidad. Por ejemplo, hay una acción popular, que ya está ganada, que determina que se elimine la capitalización de intereses que corre en contra del club. Pero, arbitrariamente, la Sunat se niega a aplicar esa sentencia, que sí ha sido aplicada a Sport Boys, Alianza Lima, Cienciano, entre otros clubes.

En más de cinco veces y sin sustento, la Sunat se ha negado en la Junta de Acreedores a modificar los estatutos para que el club pueda acceder a la exoneración del impuesto a la renta y a la inafectación del IGV, cuando otros clubes sí tienen estos beneficios. Hay un trato totalmente discriminatorio de parte de algunos funcionarios de la Sunat. ¿Bajo qué intereses? No lo sabemos

¿EL SUELDO DEL ENTRENADOR ÁNGEL COMIZZO ERA ALTO?

Era totalmente razonable. [Incluso] te aseguro que es más bajo de lo que gana un comando técnico en otros clubes populares. El club tenía la facultad de renovar el contrato bajo el mismo monto del 2019.

El estratega argentino, Ángel Comizzo, no contaba con un sueldo por encima del mercado, detalló Carlos Moreno. (Foto: GEC)
El estratega argentino, Ángel Comizzo, no contaba con un sueldo por encima del mercado, detalló Carlos Moreno. (Foto: GEC)

¿USTED REITERA SU DISPOSICIÓN A HACER ESTA TRANSFERENCIA, CUMPLIENDO ASÍ CON EL MEMORÁNDUM?

Como administración saliente me toca hacer cumplir el memorándum de entendimiento, que fue propuesto por mi persona para que el club tenga un proceso de entrega de cargo ordenado y transparente. En presencia de un notario, yo dejé sentado lo que se dejaba en el club. Hoy en día el club no sabe qué es lo que tiene.