Se ha convertido en una de las frutas más buscada por los peruanos. (Foto: Difusión) 
Se ha convertido en una de las frutas más buscada por los peruanos. (Foto: Difusión) 
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

En pleno verano chileno, los se preparan para el mayor evento en : la celebración del . Es en estas fechas donde el consumo de frutas se vuelve imprescindible para uno de los mayores mercados importadores de . Y lo sabe.

Pero, además de vender regularmente la fruta chilena en el gigante asiático, el Comité de Arándanos de Chile y la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex) lanzaron un nuevo programa promocional: el fruto azulado llega a los cines chinos, y no como una película o publicidad, sino como la alternativa a las famosas palomitas de maíz.


El concepto, que fue bautizado como "Blue Pop", ya está en marcha. La iniciativa conjuga el creciente marketing y posicionamiento del arándano dentro de los snacks de preferencia en China, con la gran importancia que tienen las frutas dentro de la dieta de su población.

"Seguimos impulsando el consumo en ese mercado resaltando sus beneficios para la salud y su facilidad de consumo, lo que convierte a esta fruta en un snack ideal para toda ocasión", Andrés Armstrong, director ejecutivo del Comité de Arándanos chileno, dijo en una entrevista.

De acuerdo con Felipe Juillerat, gerente comercial corporativo de Hortifrut -empresa chilena dueña del 25%del negocio global- al 2017, el 70% de las exportaciones chilenas de arándanos hacia el continente asiático se dirigían a China.

Oriundos de Europa y Asia, los arándanos se introdujeron a Chile en los años 80, y desde entonces experimentaron un crecimiento exponencial en la superficie de sus plantaciones. En la actualidad, decenas de miles de hectáreas son cultivos del berrie azul entre las ciudades de Copiapó (norte de Santiago) y Puerto Montt (sur), con la mayoría de la producción proveniente de la Región del Biobío.

Pero, a pesar de estar presentes en los campos chilenos hace más de 30 años, recién en el 2012 se permitió la entrada de arándanos desde el país suramericano a China, tras más de dos años de negociaciones y estudios técnicos con las autoridades sanitarias del milenario país.

El éxito ha sido tal que la temporada pasada, entre octubre del 2017 y abril del 2018, las exportaciones del país austral a China llegaron a las 9.700 toneladas de arándanos frescos. De acuerdo con Armstrong, la expectativa es que para esta temporada los altos volúmenes se mantengan.

TAGS RELACIONADOS