El obstinado Jeff Bezos y sus planes para domar al dragón chino
El obstinado Jeff Bezos y sus planes para domar al dragón chino
Redacción EC

Las primeras pruebas con drones repartidores de paquetes de se estarían realizando en las ciudades indias de Mumbai y Bangalore, ya que no hay reglas para los vuelos como en

En la última semana, y para no quedar atrás frente a otros líderes de empresas tecnológicas, el CEO de Amazon, , cumplió con el .

Pero lo hizo a su estilo, con un ‘stand up comedy’ frente a un auditorio lleno que reía con sus bromas. Y además retó a seguir con el baño de agua helada a tres actores de Star Trek, su serie favorita de todos los tiempos:  William Shatner, Patrick Stewart  y George Takei. 

Pero no fue lo único llamativo que Bezos hizo en estos días. 

Amazon anunció que abrirá una sede, con un centro logístico y de almacenaje, en Shanghai. Aprovechará la regulación menos rígida de la zona franca que ahora funciona en esta ciudad con un gran objetivo: expandirse en China. 

Este será un centro estratégico para la compañía porque además de tentar mejor suerte en podrá  también exportar productos chinos al resto del mundo. La competencia es dura en el gigante asiático. Amazon es apenas la quinta empresa en venta por Internet, porque el 60% del mercado está copado por .

Además desde esta semana, Amazon comenzó a vender directamente libros impresos en Brasil (un catálogo de 150 mil títulos), luego de que hace dos años colocó sus primeros libros electrónicos en portugués.   

Sin embargo, la expansión por diversos frentes le está costando caro al líder mundial de la . La empresa tiene más ingresos que el año pasado a estas alturas pero no está generando ganancias.  Amazon está invirtiendo en expandir su distribución, en preparar su servicio delivery de comestibles y en el desarrollo de su smartphone Fire para competir con Apple y Samsung. 

Al cierre del segundo trimestre tuvo pérdidas por US$120 millones y en Wall Street sus acciones cayeron 12% porque, según analistas, el mercado piensa que estas inversiones no tendrán  grandes resultados en el  corto plazo.

Jeff Bezos, el hombre que en 1995 inició Amazon en el garage de su casa, que  es considerado por Forbes como una de las personas más influyentes del mundo y cuya historia de éxito sirvió para elaborar un libro para niños,  está seguro de que su compañía va en el camino correcto. 

Hace un año, Jeff Bezos compró The Washington Post por US$250 millones. Desde entonces su versión digital ha servido como  un medio para probar cambios en el negocio.