Repartidores esperando órdenes en la Plaza de Italia en París. Uber Eats dijo que tenía cien empleados en Francia que hacen revisiones en los lugares para intentar prevenir trabajadores con estatus migratorio no autorizado o que sean menores de edad. (Dmitry Kostyukov para The New York Times).
Repartidores esperando órdenes en la Plaza de Italia en París. Uber Eats dijo que tenía cien empleados en Francia que hacen revisiones en los lugares para intentar prevenir trabajadores con estatus migratorio no autorizado o que sean menores de edad. (Dmitry Kostyukov para The New York Times).
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

La estrategia de para , donde los viajes en vehículos de particulares están prohibidos, es tan única como el propio país: imagine a una abuela en zapatillas deportivas repartiendo esos ricos fideos asiáticos. 

El responsable ejecutivo de la compañía, Dara Khosrowshahi, estuvo en el país esta semana para destacar la importancia del mercado, donde la compañía con sede en San Francisco ha desarrollado un creciente negocio de reparto de comida, pero ha mantenido la actividad de los viajes limitada a los envíos de taxis y alquileres de vehículos negros. El archipiélago es también el hogar del mayor accionista de Uber, SoftBank Group Corp., y también es donde planea aumentar el personal el próximo año.  




"Las personas mayores se están apuntando para ser repartidores de Eats", dijo Khosrowshahi a Bloomberg News. "Eats ha sido un gran éxito para nosotros en Japón. Va a ser una introducción muy efectiva de la marca Uber ". 

La creación de Uber Eats podría ser la mejor oportunidad de la compañía, por ahora, para captar ingresos en la tercera mayor economía del mundo. Más de 10.000 restaurantes y 15.000 repartidores forman parte de una red de distribución que abarca 10 ciudades japonesas, según el máximo responsable. Eso pone el servicio al alcance de alrededor del 15% de la población, en comparación con el 70% de Estados Unidos, lo que deja mucho margen para el crecimiento, señaló. 

Con una tasa de desempleo del 2,4%, cerca de un mínimo de 25 años, el mercado laboral de Japón está ajustado. La población está envejeciendo; los pañales para adultos superan a los pañales para bebés . Las personas mayores recurren al reparto de comidas para encontrar trabajo, además de recibir comidas calientes en sus puertas. 

La mayoría de los trabajadores realizan el envío en bicicleta o patinete, pero las personas mayores que quieren hacer ejercicio lo hacen a pie, dijo Khosrowshahi. "Este es un segmento exclusivo de Japón, y estamos viendo si podemos expandirnos al resto del mundo", dijo el máximo responsable. 

Para respaldar el negocio de Eats, así como la joven iniciativa de ofrecer servicios de despacho a las compañías de taxis, Uber planea aumentar la dotación de personal a tiempo completo en Japón en más del 30% durante el próximo año, desde aproximadamente los 100 en la actualidad, en áreas como gestión de cuentas, ventas y operaciones locales. Incluso a ese ritmo, sigue siendo una pequeña proporción de la plantilla global de Uber de 22.000 trabajadores. 

Las acciones de empresas de reparto de alimentos de pequeña capitalización Yume No Machi Souzou Iinkai Co. y Ride on Express Holdings Co. cayeron más del 3% en Tokio. "Uber Eats tiene una imagen fresca y de vanguardia, por lo que podría crecer la preocupación fácilmente a que los usuarios jóvenes puedan cambiar a Uber Eats", dijo el gestor de valores de Iwai Cosmo Securities, Toshikazu Horiuchi. 

Dada la estricta normativa de Japón respecto a los viajes en vehículos de particulares, Uber ha optado por colaborar con los reguladores. Desplegó un programa piloto en 2016 para ofrecer transporte a personas mayores en la pequeña ciudad costera de Tangocho, donde una población envejecida quedó con servicios de transporte público cada vez más escasos. 

El año pasado, Uber giró hacia las asociaciones con compañías de taxis locales. Ahora tiene acuerdos con ocho compañías de taxis en ocho ciudades, entre ellas los populares destinos turísticos de Kioto, Osaka y Hiroshima. 

"Llevará tiempo, pero nos gusta lo que vemos en cuanto a potencial de mercado", dijo Khosrowshahi. "Las innovaciones que vamos a hacer en taxi aquí se van a aplicar a todo el mundo".

TAGS RELACIONADOS