• La exjefa de Yahoo, Marissa Mayer, reconoce su estilo microgerencial, que justifica diciendo que "puede hacerte más exitoso". (Foto: Getty Images)
    1/7

    La exjefa de Yahoo, Marissa Mayer, reconoce su estilo microgerencial, que justifica diciendo que "puede hacerte más exitoso". (Foto: Getty Images)

  • El microgerente
Por su parte, los microgerentes son jefes que necesitan estar involucrados en cada aspecto del trabajo del empleado, debido a que temen perder el control.Marie G. McIntyre, autora de Winning at Office Politics ("Ganar en la política de la oficina"), asegura que la clave para trabajar con microgerentes es entender que esa ansiedad es la fuerza que impulsa ese comportamiento.
Esta es la razón por la que una posible reacción visceral para alejarse de ellos suele ser un gran error.
"Eso la peor estrategia que puedes adoptar, porque haces que el microgerente se vuelva más ansioso", señala.
"No sólo no saben lo que está pasando, sino que empiezan a pensar que no les estás contando las cosas, así que tienden a presionar más".
Lo que debes hacer -según McIntyre- es reaccionar a esa ansiedad ofreciéndole más información a tu jefe y dejándole saber en lo que estás trabajando.
"Quieres que desarrollen un sentido de confianza en ti, porque cuanto más los microgerentes sientan que no los vas a sorprender, más cómodos se sentirán en soltarte (las cuerdas)".
    2/7

    El microgerente Por su parte, los microgerentes son jefes que necesitan estar involucrados en cada aspecto del trabajo del empleado, debido a que temen perder el control.Marie G. McIntyre, autora de Winning at Office Politics ("Ganar en la política de la oficina"), asegura que la clave para trabajar con microgerentes es entender que esa ansiedad es la fuerza que impulsa ese comportamiento. Esta es la razón por la que una posible reacción visceral para alejarse de ellos suele ser un gran error. "Eso la peor estrategia que puedes adoptar, porque haces que el microgerente se vuelva más ansioso", señala. "No sólo no saben lo que está pasando, sino que empiezan a pensar que no les estás contando las cosas, así que tienden a presionar más". Lo que debes hacer -según McIntyre- es reaccionar a esa ansiedad ofreciéndole más información a tu jefe y dejándole saber en lo que estás trabajando. "Quieres que desarrollen un sentido de confianza en ti, porque cuanto más los microgerentes sientan que no los vas a sorprender, más cómodos se sentirán en soltarte (las cuerdas)".

  • Enfrentar a tu jefe podría hacer que tu situación empeore. Conoce cómo abordarlo según su estilo de liderazgo en esta nota. (Foto: ALAMY)
    3/7

    Enfrentar a tu jefe podría hacer que tu situación empeore. Conoce cómo abordarlo según su estilo de liderazgo en esta nota. (Foto: ALAMY)

  • 2. Gerente de marca asociado:
    4/7

    2. Gerente de marca asociado:

  • Documentos judiciales revelan las costumbres inusuales del ex jefe de Abercrombie & Fitch, Michael Jeffries (a la derecha en la foto) en materia de viajes personales. Los megalómanos tienden a ser personajes más grandes que la vida misma. Aunque encantadores, requieren una gran cantidad de atención, control y lealtad. Son notorios por apropiarse cualquier éxito (propio o extraño) y por externalizar la culpa de cualquier fracaso.Wendy Behary, autora del libro Disarming the Narcissist ("Desarmando al narcisista") señala que estas personas no tienen la habilidad de conectar con otros a un nivel más personal porque no tienen desarrollada la capacidad de empatía.
"Debajo de toda esa fanfarronería, jactancia, intimidación y control hay un ser que tiene mucha inseguridad e, irónicamente, un sentido de insuficiencia que intentan desesperadamente no exponer", agrega.
Lidiar con este tipo de jefes es inherentemente peligroso.
"Existe este mito de que si sencillamente le sigues la corriente, ellos te ayudarán a destacar", advierte Behary.
"Pero debes tener cuidado con las promesas hechas por narcisistas que parecen estar a tu favor".
    5/7

    Documentos judiciales revelan las costumbres inusuales del ex jefe de Abercrombie & Fitch, Michael Jeffries (a la derecha en la foto) en materia de viajes personales. Los megalómanos tienden a ser personajes más grandes que la vida misma. Aunque encantadores, requieren una gran cantidad de atención, control y lealtad. Son notorios por apropiarse cualquier éxito (propio o extraño) y por externalizar la culpa de cualquier fracaso.Wendy Behary, autora del libro Disarming the Narcissist ("Desarmando al narcisista") señala que estas personas no tienen la habilidad de conectar con otros a un nivel más personal porque no tienen desarrollada la capacidad de empatía. "Debajo de toda esa fanfarronería, jactancia, intimidación y control hay un ser que tiene mucha inseguridad e, irónicamente, un sentido de insuficiencia que intentan desesperadamente no exponer", agrega. Lidiar con este tipo de jefes es inherentemente peligroso. "Existe este mito de que si sencillamente le sigues la corriente, ellos te ayudarán a destacar", advierte Behary. "Pero debes tener cuidado con las promesas hechas por narcisistas que parecen estar a tu favor".

  • Los trabajadores que reportaron tener altos niveles de inseguridad laboral se sintieron deprimidos hasta tres años después de salir de ese trabajo.
    6/7

    Los trabajadores que reportaron tener altos niveles de inseguridad laboral se sintieron deprimidos hasta tres años después de salir de ese trabajo.

  • Las situaciones altamente estresantes en el trabajo nunca son buenas para el desempeño a largo plazo.
    7/7

    Las situaciones altamente estresantes en el trabajo nunca son buenas para el desempeño a largo plazo.

BBC News Mundo

No es un secreto que en la medida que algunas personas en sus puestos de , el causado por el aumento de la presión con frecuencia se ve reflejado en un comportamiento cada vez más peculiar.

Muchos pueden entender cómo un jefe con un estilo"único" de liderazgo puede causar tensión en el día a día. Ejemplos de estilos de liderazgo "retador" abundan en la vida pública.

Casos en tribunales de Estados Unidos revelan que, por ejemplo, Mike Jeffries, el expresidente de la marca de ropa Abercrombie & Fitch, obligaba al personal de su jet privado a seguir un estricto (y raro) manual de vestimenta y comportamiento.

Incluso dictaba la cantidad de colonia que el personal masculino debía llevar.

Mientras que la ex jefa ejecutiva de Yahoo, Marissa Maye, era una "microgerente" confesa.

Para saber cómo planear una estrategia que te permita lidiar con jefes que pueden ser difíciles, la BBC le pidió a un grupo de expertos que identificara cinco tipos de líderes… desafiantes.

Conozca cuáles son y cómo lidiar con ellos en la galería de esta nota.

Lea más noticias de Economía en...