Redacción EC

Las palabras presupuesto, balance, inventario, clientes, pagos y facturas son parte del vocabulario de cualquier y viviendo los primeros días del nuevo año, todo ello se resume en una palabra: contabilidad.

“La contabilidad es un instrumento clave para la gestión de cualquier empresa, y llevarla de forma organizada y precavida desde el primer mes del año puede determinar el crecimiento o caída de nuestros negocios”, señala Fiorella Gómez-Sánchez, directora comercial de Gosocket Perú.

Tomando esto en cuenta, la especialista dio a conocer cinco tips útiles para iniciar bien el nuevo año contable:

1. Revise el plan de negocios 2020:

Es bueno tener en cuenta las proyecciones financieras y costo de operaciones planteados para este nuevo año. Con ello, el área contable podrá asesorar cualquier decisión financiera que tome la gerencia.

2. Llevar la contabilidad de forma integral:

Se recomienda mantener al día la contabilidad a través de informes periódicos de inversiones, ingresos, egresos y deudas. Ello permitirá controlar la gestión empresarial y ayudará a tomar mejores decisiones. Asimismo, se recomienda tener en orden las facturas, órdenes de compra, boletas, guías de remisión y los contratos de la empresa de los últimos cinco años.

3. Prevea sus declaraciones tributarias:

Es necesario programar las fechas de presentación de los documentos tributarios ante la Sunat para evitar multas o intereses que puedan complicar la gestión contable y la liquidez de la empresa. Entre las infracciones más comunes se encuentran: legalizar los libros contables fuera de fecha, declarar impuestos fuera de los plazos establecidos, gastos no reconocidos por la Sunat, o no emitir comprobantes de pago por consumos.

4. Bancarizar todas las operaciones:

Esto es necesario para que queden registro de estas, y los entes de supervisión del Estado puedan identificar el origen y destino del dinero. Es indispensable exigir que sus proveedores entreguen boletas, facturas o comprobantes de pago bancarizados.

5. Implementar la facturación electrónica:

El uso de esta herramienta no solo permite reducir costos y facilita el cálculo de los impuestos, sino que además transmite seguridad a los bancos y financieras, al momento evaluar las condiciones para un financiamiento y facilita las auditorías.