El año pasado, nuestro país ocupó el puesto 122 de 144 economías mundiales en innovación, como consta en el Informe Global de Competitividad 2013-2014, elaborado por el Foro Económico Mundial. En un entorno de alta competencia y de constante cambio ¿por qué es trascendente el aporte de la innovación a las empresas y los gobiernos?

Para Edward Roekaert Embrechts, decano de la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC), la innovación supone un mecanismo que aporta el diferencial de las compañías y potencia las capacidades dentro de la organización al ir en búsqueda de la mejora continua.

“La innovación significa generar y crear valor. Una empresa no puede pretender creer que todo lo que hace ya lo hace tan bien que no necesita cambios, que no necesita mejorar”, destaca.

Es por ello que se busca motivar las iniciativas de las instituciones a través de cértamenes y premiaciones, como es el caso del concurso Creatividad Empresarial 2014, que este año inició hoy su convocatoria, la que se extenderá hasta el 30 de setiembre. 

Con esta competecia, se busca promover directamente en el recurso humano la búsqueda constante de superación dentro de sus organismos. “Los empleados del sector privado que no innovan, que no crean, simplemente trabajan en entes que pronto van a estar en problemas, que van a ser superadas por otras unidades que tiene gente capaz de innovar, de crear, de sacarle la vuelta al entorno, de manejar el riesgo”, señala Carlos Adrianzén, decano de la facultad de Economía de la misma casa de estudios.

En esa línea, su implementación reportará beneficios tanto económicos, como el aumento de las ganancias, así como en el bienestar laboral. “Requerimos volvernos mucho más, y en el mejor sentido de la palabra, una economía de mercado donde la iniciativa individual se transmita en beneficio para la gente”, explica el economista.

Si este factor es subestimado en los organismos de productos y servicios, se corre el riesgo de caer en el estancamiento. “El progreso ni es seguro ni es inevitable. Vivimos décadas retrocediendo”, sentenció Adrianzén.