La primera ministra, Mercedes Aráoz, manifestó los prejuicios que enfrentó. “En mi primer trabajo me preguntaron de quién era novia para haber llegado ahí”
La primera ministra, Mercedes Aráoz, manifestó los prejuicios que enfrentó. “En mi primer trabajo me preguntaron de quién era novia para haber llegado ahí”
Paola Villar S.

El reto es inmenso para lograr la en el Perú. La brecha de entre las y los hombres es de casi el 30%. Además, el problema trasciende el tamaño de la .

Para reflexionar sobre este tema y encontrar alternativas de solución, El Comercio y El Dorado Investments tomaron la iniciativa de realizar el Perú Business Women Summit, que convocó a las mujeres y hombres líderes del sector privado y del gobierno.

Zelma Acosta-Rubio, consejera general de la División Legal y Asuntos Corporativos de Interbank, resaltó algunas de las conclusiones sobre las razones de esta problemática.

Afirmó que entre las principales barreras que las mujeres enfrentan para asumir cargos gerenciales está el “estilo de liderazgo masculino o molde” con que han sido diseñadas la mayoría de las organizaciones.

Según la ejecutiva, otra barrera muy grave en las empresas son los prejuicios que se dan cuando las mujeres toman actitudes de liderazgo.

“O somos escuchadas, o nos juzgan y no nos hacen caso, por sesgos y estereotipos”, comentó.

Para derribar estas barreras, Acosta-Rubio consideró que las empresas deben esforzarse para que sus trabajadoras no enfrenten esos prejuicios que afectan su crecimiento.

Miguel Uccelli, CEO de Scotiabank, propuso entender y discutir los sesgos inconscientes en todos los niveles de las organizaciones. Manifestó que las empresas peruanas deben establecer ‘benchmarks’ internacionales, que permitan compararse con firmas más desarrolladas con el propósito de fijarse metas ambiciosas que resuelvan este problema.

“Hay una conciencia muy grande de quienes estamos aquí [sobre la relevancia de la mujer en las empresas], pero no es suficiente. Tenemos que ser más conscientes de este problema”, agregó Uccelli.

Las barreras que enfrentan las mujeres también están en el sector rural.

Verónica Bonifaz, de Arca Continental Lindley, destacó que en su rubro las emprendedoras bodegueras y clientas se deben enfrentar a barreras que tienen que ver con la cultura, los sesgos y la violencia.

AVANCES

Conscientes de esta problemática, muchas compañías ya han tomado acciones.

Mariana Costa, cofundadora y CEO de Laboratoria, sostuvo que su empresa se dedica a formar como programadoras webs a mujeres que no han tenido la oportunidad de acceder a la educación técnica necesaria para desarrollar plataformas webs.

En tanto, Uccelli, de Scotiabank, afirmó que el banco ha planteado como parte de su estrategia el ‘Job Postings’, la difusión masiva de los nuevos puestos de trabajo, que exige como mínimo que una mujer quede como finalista.

Así, como estas iniciativas, Lindley, Cofide y otras corporaciones han dado el primer paso para atacar el problema.

“Tenemos programas de 10 años con los que hemos venido capacitando a mujeres. El programa Destapando mi Emprendimiento de Lindley las empodera económicamente. Con este, identificamos a aquellas que quieren desarrollarse con capital semilla”, precisó Verónica Bonifaz.

Lea más noticias de Economía en...