(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Lucero Chávez Quispe

El gobierno publicó este jueves un decreto supremo que establece el aumento del para varios productos, entre ellos las que se venden en el Perú. Con esta decisión, ¿en cuánto varían las tasas? 

El ISC que pagan los proveedores de productos alcohólicos se calcula de dos formas. Por monto fijo (S/2,50 por litro, por ejemplo); y por monto al valor (25% de la suma importada). La cifra más alta es la que finalmente se paga como impuesto. 

El decreto supremo fue publicado en la edición extraordinaria del lunes de El Peruano.
El decreto supremo fue publicado en la edición extraordinaria del lunes de El Peruano.

Antes de la norma publicada ayer, los productos alcohólicos estaban divididos en tres categorías de grados alcohólicos para el pago de ISC: de 0° hasta 6°; de 6° hasta 20°; y los que superaban los 20°.

La nueva norma añade una nueva categoría: de 12° a 20°.

Joseph Andrade, director de Aduanas y Comercio Exterior de la consultora PwC Perú, explica que el ISC al monto fijo se ha mantenido igual en las antiguas categorías. Sin embargo, añadió, la nueva categoría será gravada con una tasa de S/2,70 por litro, 20 céntimos más de lo que se pagaba anteriormente..

El ISC calculado al valor, en cambio, sí se ha modificado. Las bebidas con concentración de mayores a 20° subió de 25% a 40%. 

Un impuesto en paralelo para este tipo de bebidas es la tasa del precio de venta al público (PVP), que se aumenta sobre el precio de venta sugerido. 

Según el citado decreto, los productos alcohólicos de 0° y 6° de alcohol son los únicos a los que se les impone este impuesto, subiendo la tasa de 30% a 35%. Esto se aplica sobre todo a las cervezas, que suelen llevar esta concentración de alcohol.

IMPACTO EN EL CONSUMO
Si bien el ISC es un impuesto indirecto, -la empresa corre con el gasto-, "lo normal es que el alza se traslade al consumidor", señala Andrade.

"En un primer momento, el consumidor final va a soportar la subida de precios del nuevo ISC. Luego, dependiendo de si varía el mismo nivel de consumo, los vendedores o importadores decidirán bajar el precio para ganar por un mayor volumen de ventas", señala el ejecutivo. 

De otro lado, recordó que el objetivo de esta modificación del ISC es suplir el impacto negativo de las bebidas alcohólicas en la salud de los consumidores. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señaló que estas nuevas tasas buscan reducir los incentivos al consumo de estas bebidas y brindar una mayor progresividad al impuesto al valor.

Además, señaló que la medida solo elevaría los pagos a los formales, pues el grueso del consumo es informal. "Puede ser que se tenga un mayor efecto de recaudación sobre los formales, pero no ampliará la base tributaria", apuntó el especialista de PwC Perú.

Por otro lado, Jorge Dávila, socio del Área Tributaria del Estudio Olaechea, señaló que las variaciones en el ISC por diferentes categorías deben estar sustentadas por un estudio técnico.

"No queda claro si se ha estudiado el efecto real de la medida. Si se ha estudiado, cuál es el costo de subir el ISC", acotó el abogado que asesora a productores de bebidas alcohólicas.