Instituto Peruano de Economía (IPE)

Lógicamente, el ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia en todo el mundo. En el Perú, el golpe parece haber sido aún más fuerte debido principalmente a las estrictas medidas implementadas por un período prolongado en comparación con otros países y a la disminución de la demanda. Dado que la normalización de los viajes internacionales tomará algún tiempo, el turismo local es una solución parcial. A largo plazo, más allá de la pandemia, el crecimiento sostenido del sector requiere de la solución de los problemas estructurales que datan de antes del 2020.

Lenta recuperación

En el 2020 el flujo de turistas internacionales al Perú cayó en 79%, el ingreso de divisas por turismo decreció en casi 80%, y el empleo en el sector disminuyó más de 60%. En agregado, el PBI del turismo se contrajo más de 70%. Mientras que la economía nacional regresó a sus niveles prepandemia a mediados de año, los sectores vinculados a la actividad turística todavía se encuentran fuertemente golpeados.

LEE TAMBIÉN: Waldo Mendoza: “El nuevo gobierno le ha hecho un inmenso daño al país” | ENTREVISTA

Si bien esta situación no es exclusiva del Perú, la recuperación nacional del turismo viene siendo particularmente lenta. En septiembre de 2021, el flujo de arribo de turistas del extranjero con relación al mismo mes del 2019 registró un nivel 86% más bajo en el Perú, y solo 63% para el promedio mundial. Por otra parte, México y Colombia están a 1% y 41% por debajo del nivel prepandemia.

Relación entre las medidas por el COVID y la llegada de turistas extranjeros (Fuente: Mincetur/Infografía: Raúl Rodríguez)
Relación entre las medidas por el COVID y la llegada de turistas extranjeros (Fuente: Mincetur/Infografía: Raúl Rodríguez)

Restricciones y turismo

La evidencia hace obvia la correlación negativa entre las medidas de protección aplicadas para afrontar la pandemia y la recuperación de la actividad turística. Como se esperaba, aquellos países con políticas más estrictas (como el cierre de fronteras, el uso de mascarillas, y las cuarentenas obligatorias, entre otros) habrían enfrentado mayores dificultades para reactivar la llegada de turistas del extranjero.

LEE TAMBIÉN: Edificio del Banco Wiese fue inaugurado en 1963; hoy todos lo conocemos como un centro comercial

Esto explicaría, al menos en parte, por qué el turismo receptivo en el Perú ha crecido a un menor ritmo que en México y Colombia. Por ejemplo, mientras que el Estado peruano prohibió el ingreso de extranjeros entre marzo y septiembre del 2020, México solo cerró sus fronteras por dos meses. Por otro lado, a diferencia del Perú, Colombia solo exige mascarillas en lugares públicos y en el transporte público. Además, los turistas extranjeros no requieren prueba de COVID ni se los obliga a hacer cuarentena luego de aterrizar.

En el 2020 el flujo de turistas internacionales al Perú cayó en 79%, el ingreso de divisas por turismo decreció en casi 80%, y el empleo en el sector disminuyó más de 60%.
En el 2020 el flujo de turistas internacionales al Perú cayó en 79%, el ingreso de divisas por turismo decreció en casi 80%, y el empleo en el sector disminuyó más de 60%.

Roger Valencia, exministro de Comercio y Turismo, indica que es necesario revisar los protocolos de emergencia en el Perú y adaptarlos a la luz de nueva evidencia que se tiene sobre los mecanismos de propagación del virus. Valencia menciona que, en general, es importante que el sector turismo aprenda a convivir con la pandemia, dado que la crisis sanitaria podría no tener solución definitiva en el corto plazo.

LEE TAMBIÉN: ¿Cuál es el precio de los combustibles? Hoy, lunes 6 de diciembre del 2021

Medidas insuficientes y nuevas prioridades

Para aliviar los efectos de la pandemia, las políticas del Estado se han orientado principalmente a proveer de liquidez a las empresas del sector turismo. Entre el programa Reactiva y el FAE-Turismo, se puso a disposición un fondo de más de S/1,000 millones. Sin embargo, algunas de estas iniciativas no han sido aplicadas oportunamente. Por ejemplo, el FAE-Turismo (S/500 millones) recién cuenta con la mitad del fondo subastado a casi un año de su creación.

La reactivación de las actividades turísticas requiere de un cambio de estrategia. En el corto plazo, el. A la fecha, los visitantes nacionales han contribuido a mitigar parte del efecto negativo. Sin embargo, es insuficiente. Por ejemplo, en Machu Picchu, pese a que la cantidad de visitantes locales ya superó los niveles prepandemia, las visitas a este atractivo aún se encuentran 60% por debajo de su nivel del 2019. Según el BID, Del lado de la demanda, una recuperación más rápida de la economía y del mercado laboral significarían mayores recursos en el bolsillo de los hogares para viajar y conocer.

El sector requiere resolver importantes problemas estructurales para lograr un crecimiento sostenido en el largo plazo. Según el último , el Perú ocupa el puesto 65 entre 140 países en infraestructura aérea, terrestre y de servicios turísticos. Para el exministro Valencia, que el Aeropuerto Jorge Chávez sea la única puerta de entrada al país desincentiva la llegada de turistas porque incrementa las horas que se requiere para visitar distintos atractivos. Por ello, indica que más aeropuertos deberían tener la capacidad de atender vuelos internacionales, especialmente en ciudades como Cusco, Iquitos y Chiclayo.

La rápida recuperación del turismo en otros países de la región sugiere que sí existe el potencial de reactivar el sector en el Perú más temprano que tarde, pero depende de empezar a tomar las decisiones correctas.

VIDEO RECOMENDADO

“Desde la Redacción” por Juan Aurelio Arévalo 03 de Diciembre| VIDEOCOLUMNA

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más