La primera línea de acción para impulsar el crecimiento económico es La primera línea de acción clave para lograr el crecimiento es dar empuje a la inversión pública en proyectos focalizados en regiones, que tengan posibilidades de salir rápido y tengan impacto productivo.
La primera línea de acción para impulsar el crecimiento económico es La primera línea de acción clave para lograr el crecimiento es dar empuje a la inversión pública en proyectos focalizados en regiones, que tengan posibilidades de salir rápido y tengan impacto productivo.
Redacción EC

Dos días después de haber asumido el despacho del , David Tuesta anunció sus planes para la economía peruana. En su primera aparición mediática al mando de la cartera, enfatizó que el Perú podría aspirar a elevar su crecimiento potencial hasta, al menos, un 5% para el 2021 si es que se hace las cosas bien.

"Estamos planteando cómo hacer para que los riesgos a la baja de la proyección de crecimiento no se produzcan este 2018 y plantear una senda de expansión en la que, si hacemos las cosas bien, podamos elevar incluso el potencial y aspirar al 2021 a tener, al menos, un crecimiento potencial de 5%", dijo.

Este objetivo implica incrementar el potencial en 1,5 puntos porcentuales. Según el Banco Central de Reserva (BCR), hoy el crecimiento potencial del Perú se ubica en 3,5%; pero Tuesta confía en que se puede lograr la meta si el Estado toma el rol de guía para los agentes económicos y se reduce la incertidumbre.

Para ello, ha planteado cuatro líneas de acción clave. La primera, afirma, es dar empuje a la inversión pública en proyectos focalizados en regiones, que tengan posibilidades de salir rápido y tengan impacto productivo. En esa línea, también dice que se va a armar un plan para facilitar proyectos de APP con efecto en las regiones, donde se puedan dar cambios rápidos.

Insistió mucho con el efecto multiplicador de la inversión pública y criticó fuerte la política de reducción de impuestos del pasado. Dijo que hay que “evaluar con calma el espacio político para trabajar con impuestos, que contribuyan a la eficiencia del crecimiento”.

Asimismo, adelantó que habrá consolidación fiscal vía recorte de “gastos superfluos” como contrataciones y consultorías. El ministro estimó que se han identificado S/2.000 millones de potencial ahorro en esa línea que es rápidamente atendible.

Finalmente, resaltó la importancia de la eficiencia en el gasto de los sectores: no basta con cumplir las metas de ejecución, sino la eficiencia del gasto.

No obstante, reconoció que elevar el potencial requiere mejorar la productividad del mercado laboral, pero es “complicado de hacer acciones en esa vía porque requieren un dialogo entre los actores. Nuestro reto ahí es que no se deteriore más”.