Redacción EC

Si eres de los que tienen problemas para tener un tono parejo y bonito, lee con atención: los siguientes alimentos pueden contribuir a acelerar tu proceso de bronceado para que llegues al final del verano con el color soñado. Estos vegetales, cereales, granos y carnes te ayudarán a mantener una piel sana, y por tanto, a que la tonalidad dorada de tu piel llegue más rápido y permanezca durante mucho tiempo.

Complementa esta propuesta de dieta con un buen protector solar y una exposición moderada al sol y tendrás la fórmula ganadora de este verano.

PRIMERO: PREPÁRATE

Antes que nada, durante la semana –antes de ir a la playa o a la piscina–, incorpora alimentos ricos en vitaminas del grupo B como los cereales integrales (pan, arroz o pasta), leche, vegetales verdes o carnes magras. Esto ayuda al mantenimiento de la piel y las mucosas, un paso fundamental de preparación para ir a tomar el sol.

¿Ideas para preparar estos insumos? Prueba esta fresca o este maravilloso .

UN BRONCEADO CASI ETERNO

Deberás mantener una dieta que incluya zanahoria, debido a su aporte de betacaroteno, que también encontrarás en el tomate, los pimientos rojos, las berenjenas, las espinacas o el zapallo. Todos ellos estimulan la producción de melanina y neutralizan los radicales libres, lo que significa que protegen la piel de la influencia negativa del sol.

Para agregar estos alimentos en un menú veraniego y divertido, prueba este o unas .

Por su parte, las menestras, los cereales y los frutos secos contienen vitamina E que tiene un efecto antioxidante y cicatrizante. El colágeno, fundamental para la elasticidad de la piel, lo encontrarás en la vitamina C que te dan las deliciosas fresas (que están en plena temporada de producción), el kiwi, la naranja o la toronja.

Aquí una receta de para que disfrutes en la playa y tengas los mejores resultados.

Luego están ingredientes como el aceite de oliva, los pescados grasos y la palta, que hidratan la piel y le aportan elasticidad, lo que hará que tu bronceado dure más tiempo.

Nada mejor para este propósito que un .

Finalmente, no olvides hidratarte en todo momento. Recuerda que no solo basta con aplicarte cremas y bloqueador, también debes cuidar y engreír tu piel desde adentro.