Por supuesto, son numerosas las variables que intervienen en el nivel de concentración de las personas: el estado anímico, la cantidad y calidad de sueño que se ha tenido, la actividad física que se realiza y, también, por supuesto, la alimentación.

Si quieres “alimentar tu cerebro” directamente, y ayudarte a mantener la concentración en un día largo de estudio o en una jornada laboral intensa, empieza con una dieta balanceada que contenga los los superalimentos que contiene esta lista elaborada por "The Daily Meal".

Y, por supuesto, encuentra las más sabrosas y nutritivas recetas con estos insumos en la web de

TAGS RELACIONADOS