Redacción EC

Un auto se despistó, dio varias vueltas de campana y se llevó de encuentro tres palmeras ubicadas en la Costa Verde, sector correspondiente a , esta mañana. Todo ocurrió luego de que el chofer, aparentemente, perdiera el control de la unidad porque se reventó una llanta.

Daniel Espinoza Arenas conducía el vehículo Toyota BIG-240 por la bajada de la avenida Universitaria rumbo al sur. Pese al aparatoso accidente, el conductor no sufrió daños mayores y por ello fue conducido a la comisaría del referido distrito.

El padre del afectado indicó que el desperfecto se dio en la llanta posterior derecha. “Mi hijo está estable, él se dirigía a visitar a unos familiares”, refirió.

Sin embargo, personal del Cuerpo General de Bomberos indicó que el auto pudo haberse estado desplazando a mayor velocidad de la permitida en la carretera. “El carro se ha ido hacia la vía de los ciclistas y además tiene un impacto en la parte trasera”, se informó.