Redacción EC

La madrugada en que fue asesinado  (23), hijo del alcalde de , el popular Chacalón Jr., se presentó en la discoteca Perikos.

Aunque Chacalón aseguró no ser amigo del fallecido, el testimonio de uno de los miembros de la seguridad de Carlos Enrique Burgos Gonzales lo ha vinculado con el crimen.

En su declaración de ayer, Alan Aysanoa Adauto, empleado de una empresa del burgomaestre, señaló que José María Palacios llamó insistentemente al hijo de Burgos para pedirle que asista a su presentación en la discoteca.

Según testimonios de los familiares y amigos de la víctima, este no acostumbraba asistir a este tipo de establecimientos. Incluso, e aseguró que no sabía que Carlos Burgos estaba en el lugar.

El hombre confianza y seguridad de Carlos Enrique Burgos, Hugo Dávila Cuba, también rindió su manifestación ante agentes de la Dirincri. Este señaló que el propio hijo del alcalde le pidió que lo dejara solo con sus primos.

CHACALÓN LO NIEGA
Tras ser vinculado por a este crimen, José María Palacios negó haberse comunicado con Burgos y también haber realizado alguna llamada, tal como aseguró Aysanoa Adauto en su manifestación.

“Es falso. No sé de dónde salieron estas declaraciones. “Él (Carlos Enrique Burgos Gonzales) era una persona conocida, pero no era mi amigo. Tampoco conozco a ninguno de los agentes de su seguridad ni a las personas que me están vinculando”.

Añadió que el día del concierto tampoco pudo ver a Burgos y se enteró del crimen por las noticias.

Sin embargo, sí reconoció haber tenido un acercamiento con la familia Burgos hace unos meses. “Tuve una comunicación con su hermano Hernán el pasado octubre por el quinceañero de mi hija para que me diera la facilidad que el Serenazgo esté afuera del local”, indicó a América Noticias.

Confirmó que fue citado a la Dirincri para rendir su manifestación.