Unos 25 mil peruanos son considerados como personas en riesgo de atentar contra sus propias vidas cada año. (EFE)
Unos 25 mil peruanos son considerados como personas en riesgo de atentar contra sus propias vidas cada año. (EFE)
Natalia Lizama

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Los expertos afirman que durante los índices de ansiedad, depresión y las se incrementan exponencialmente por la idealización que tienen las personas sobre las

MIRA: Navidad y Año Nuevo: 10 consejos para evitar el estrés y la depresión por las fiestas de fin de año

En medio de la pandemia del COVID-19, esta situación se puede agudizar debido al encierro, las restricciones, las muertes de familiares cercanos e, incluso, el estrés postraumático de algunos expacientes de la enfermedad.

Sobre la situación, El Comercio conversó con Vanessa Herrera, médica psiquiatra y terapeuta de familia del Centro de Investigación y Desarrollo en Salud Mental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, y con la psicóloga y psicoterapeuta de la Clínica Ricardo Palma Carmen Bravo de Rueda.

Estas expertas señalan los motivos de la depresión durante la Navidad, enseñan como identificar las señales de sufrimiento y además sugieren alternativas de ayuda para nuestros conocidos.

El recomendó compartir las emociones y recuerdos con nuestros familiares, y de manera virtual, para ayudar a liberar la tristeza, aceptar la ausencia y llenar el vacío que se pueden generar en estas fechas.

La depresión navideña

Ambas expertas coinciden en que es una época donde los ánimos de las personas en su mayoría caen estrepitosamente. Esto se debe a la idealización de las fiestas de fin de año como algo que está relacionado con la unión familiar.

Generalmente este tipo de fiestas traen mucha tristeza, cuando hay culpa, alejamiento de la familia, sentimientos de soledad y desesperanza. Si eso se aúna en resentimientos, sumado a la personalidad impulsiva de los que padecen de problemas de salud mental, pueden llegar a cometer estos intentos suicidas”, aseveró Bravo de Rueda.

Este año, se estima que se incrementen estos desánimos debido la pandemia, el desempleo, la crisis económica o la muerte de algún familiar.

En la época navideña hay cambios anímicos, sobre todo en las personas que tienen esta idea de la Navidad como una reunión familiar o felicidad. Esto puede hacer que la simbología de una familia ideal genere mucha melancolía, sentimientos encontrados y eso da una sensación de tristeza y decaimiento. Existe un mayor riesgo de presentar esto que se llama como depresión navideña”, manifiesta Herrera.

¿Cómo identificar a una persona en riesgo?

Las especialistas explican que siempre hay que estar alertas a las señales de riesgo que estas personas con problemas de salud mental mandan constantemente. Entre ellas se podrán identificar:

  • Tristeza excesiva
  • Cambio de ánimo
  • Aislamiento total o parcial
  • Frases desmotivadoras
  • No permite el acercamiento emocional de ningún tipo

Herrera explica que los niños también pueden llegar a padecer de depresión y finalmente cometer suicidios, sin embargo, estas personas suelen demostrarlo con otro tipo de actitudes, en especial los niños.

Muchos creen que los niños son alegres todo el tiempo y que no sufren de malestares emocionales, pero esto es falso. Los niños tienen otra manera de manifestar estos estados emocionales, entre ellos los cambios de conducta, rabietas, aislamiento y enfocarse en video juegos o redes sociales, etc.”, dice la experta.

Adicionalmente Carmen Bravo de Rueda afirma que hay que prestar atención cuando un niño dice ‘que no esta feliz’ o ‘que no sirve para nada’, pues “cuando empiezan estos primeros anuncios esta tratando de decir ‘escúchenme’, trata de decir que no tiene apoyo o siente soledad. La familia debe dar apoyo porque cuando crece este sentimiento de desesperanza puede conllevar al suicidio”, explica.

El apoyo es esencial

Como recomendaciones las especialistas piden apoyo constante, dejar de lado los prejuicios sobre asistir a centros de salud mental y priorizar la misma para evitar este tipo de problemas.

Además indican que en el momento que notemos los signos de depresión en nuestro familiar o amigo cercano llamar lo antes posible al 113 opción 5, que son las líneas del Ministerio de Salud, o conectarlo con el centro de salud más cercano.

Es importante que prioricemos el cuidado de nuestra salud mental familiar, muchas veces tenemos prejuicios o creencias erróneas en acudir a un especialista de salud mental. La salud mental contribuye en factores resilientes o sea, de resistencia, estas fiestas deben ayudar a tener apoyo familia”, indica Herrera.

Carmen Bravo de Rueda recomendó que tengan una rutina de actividad, cambiarse ropa, limpiar la casa, salir a caminar, reuniones sociales por Zoom y técnicas de relajación y respiraciones”

Durante la pandemia

Hasta octubre del 2020, según cifras de 432 personas cometieron suicido; de ellos 70 eran menores de 18 años. La mayoría de estos casos se registró en la provincia de Cusco.

, las personas de entre 15 a 29 años son las más propensas a cometer suicidios y durante la época de coronavirus han sido los que han perdido la esperanza, han ganado problemas de sueño, ansiedad, entre otros.

La doctora Herrera afirma que esta situación podría agravarse cuando finalice la pandemia. “Después de toda pandemia o crisis humanitaria, lo que llega es la postpandemia y con esto ‘la cuarta ola’ que son los problemas de salud mental con un incremento significativo de problemas de ansiedad y depresión fundamentalmente”, comenta la especialista.

VIDEO RECOMENDADO

Luces navideñas: Consejos para instalarlas y pasar una navidad segura
Luces navideñas: Consejos para instalarlas y pasar una navidad segura

TE PUEDE INTERESAR