Gino Alva Olivera

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Esta semana comenzaron, en el jirón Amazonas, los trabajos para convertir 41 cuadras del en calles para el uso exclusivo de peatones, y movilidad inclusiva y sostenible. Una reivindicación de los ciudadanos sobre el automóvil.

En la primera etapa, que culminará a finales de junio, se peatonalizarán ocho calles: la primera cuadra del jirón Amazonas y del jirón Lampa, la segunda cuadra del jirón Junín, las cuatro primeras cuadras del jirón Conde de Superunda y la primera cuadra del jirón Callao.

“Las ocho cuadras responden a vías que nos van a generar una interconexión con estas que ya están peatonalizadas. Además, en esas hemos venido teniendo planes experimentales que han servido”, dijo a El Comercio el alcalde Jorge Muñoz.

Una caminata para redescubrir nuestra Lima
Esta semana se iniciaron las obras para convertir 41 cuadras del centro de la ciudad en vías para el uso exclusivo de peatones y la movilidad inclusiva y sostenible.

Los beneficios son evidentes, sobre todo en estos tiempos de pandemia: espacios más amplios para disfrutar del Damero de Pizarro con distanciamiento social, además de una mejora en la calidad del aire, menos ruido de cláxones y un paisaje urbano más atractivo.

“Caminar por el Centro de Lima te permite ver con tranquilidad las construcciones, tomar fotos en lugares interesantes, entre otras actividades. Además, [con la peatonalización] se generan beneficios económicos, porque las calles obtienen mayor atractivo comercial y el valor de las propiedades puede incrementarse”, expresó Cynthia Yamamoto, activista peatonal y cofundadora del colectivo “Peruanos de a pie”.

En las calles peatonalizadas se mejorará la iluminación con brazos de hierro fundido en vez de postes de alumbrado público. (Foto: César Campos/GEC)
En las calles peatonalizadas se mejorará la iluminación con brazos de hierro fundido en vez de postes de alumbrado público. (Foto: César Campos/GEC)

La peatonalización es también una oportunidad para el turismo. La mejor forma de conocer una ciudad es recorriéndola a pie, más aun con la riqueza que el Centro Histórico conserva.

Una experiencia previa en el Centro Histórico de Lima ya lo ha demostrado. En el 2012 se peatonalizaron los jirones Ica y Ucayali. La obra costó S/9.5 millones y un estudio elaborado un año después determinó que se había generado un incremento de valor de S/94.5 millones en la zona gracias a esta.

“No es un secreto que los recursos para invertir en el Centro Histórico de Lima son muy limitados. El nuevo proyecto de peatonalización abre la posibilidad de recuperar los beneficios de la inversión para realizar nuevas obras en áreas deterioradas, tales como Barrios Altos”, señaló la economista Laura Lozada.

En el 2012, en la gestión de Susana Villarán, los jirones Ica y Ucayali fueron peatonalizados. (Foto: Hugo Pérez/GEC)
En el 2012, en la gestión de Susana Villarán, los jirones Ica y Ucayali fueron peatonalizados. (Foto: Hugo Pérez/GEC)

Los trabajos en el centro histórico incluirán la nivelación de pistas y veredas, y la colocación de piedra granítica sobre el pavimento. También se instalará iluminación de mejor calidad y estética (con brazos de hierro fundido en vez de postes) y pisos podotáctiles para facilitar el acceso a personas con discapacidad visual.

Esto se complementará con la mejora de las plazuelas de San Francisco, Santo Domingo y del Teatro, así como la restauración de 190 fachadas de inmuebles del área.

“Cuando tú no conoces algo, no lo quieres y no lo defiendes. Al contrario, cuando lo conoces, te enamoras de ello, lo vas a disfrutar y lo vas a defender. Eso es lo que buscamos: que los ciudadanos se apoderen y disfruten de la ciudad”.

La gestión del alcalde Muñoz espera que los trabajos estén terminados en enero del próximo año.

(Infografía: Jean Izquierdo/El Comercio)
(Infografía: Jean Izquierdo/El Comercio)