El ciudadano bosnio Smail Sikalo fue detenido con un alijo de cocaína el 6 de enero de 2019 en Trujillo por el grupo Orión de la Dirandro. (Foto: PNP)
El ciudadano bosnio Smail Sikalo fue detenido con un alijo de cocaína el 6 de enero de 2019 en Trujillo por el grupo Orión de la Dirandro. (Foto: PNP)
Carlos Neyra

El juez Luis Alejandro Pérez León, del Juzgado Penal de Investigación Preparatoria de la provincia de Pacasmayo, en La Libertad, dispuso el último 14 de enero la liberación del ciudadano , que desde hace 15 años hace envíos de droga desde nuestro país hacia el extranjero.

Según fuentes de la Fiscalía Especializada en Tráfico Ilícito de Drogas de La Libertad, de la Dirección Antidrogas (Dirandro) de la PNP y de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), la decisión del juez Pérez León se sustentó en un error relacionado al parte policial de la detención de hace dos años.

El 5 de enero del 2019, el detuvo en una vivienda del distrito de Guadalupe (provincia de Pacasmayo) a Víctor Pinillos Baca y a Carlos Pastor Paredes. Se les encontró 900 kilos de cocaína. Ese día no pudo ser capturado Flavio Abanto Coronado, quien hoy es buscado por la Interpol en Chile.

Al día siguiente, el 6 de enero del 2019, en una casa de la urbanización El Golf, en Trujillo, el grupo Orión detuvo al bosnio Sikalo y a su cómplice Javier Aníbal Roque Montesinos, ‘Chara’. Dentro de la vivienda se halló 472 kilos de cocaína.

Dos semanas después de estas detenciones, el juez Luis Alejandro Pérez León les dictó a los cuatro prisión preventiva por 18 meses en el penal El Milagro de Trujillo.

Sin embargo, según las fuentes fiscales consultadas por El Comercio, por un parte policial de la comisaría de Buenos Aires que no se subió al sistema de identificación al momento de la detención de Smail Sikalo es que ahora el juez Pérez considera como arbitraria la detención del bosnio.

Ayer, la fiscal Isabel Galván Calle, coordinadora nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas, presentó una apelación contra la resolución judicial que varió la prisión preventiva dictada contra Sikalo por comparecencia con restricciones.

En diálogo con este Diario, el abogado Carlos Cotrina, defensa de Smail Sikalo, dijo que “hubo una intervención arbitraria primaria”. Al cierre de esta nota, el bosnio investigado por tráfico ilícito de drogas continuaba internado en el penal trujillano.

Sikalo y el , según la policía– serían emisarios de David Cufaj, quien responde al capo Edin Gacanin, conocido como ‘Tito’, cabecilla del cártel de los Balcanes. Esta organización es perseguida por la DEA. Según las investigaciones policiales, Sikalo habría enviado dos embarques de droga por vía marítima antes de su detención.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más