Redacción EC

La niña más famosa de Argentina –y probablemente de América Latina- cumple 55 años este 29 de septiembre. , personaje creado por Joaquín Lavado, más conocido como “Quino”, apareció por primera vez en el semanario Primera Plana en el año 1964, y desde entonces se ganó el cariño de todos.

Amante de la democracia y enemiga de la sopa, Mafalda se ha posicionado como uno de los personajes más queridos de América Latina, y es que sus historias presentaban duras críticas a los gobiernos, poderes militares y falta de concientización en la población de este lado del continente.

Como no todo se sabe de ella, a continuación repasaremos algunas curiosidades del icónico personaje.

ORIGEN

Mafalda se creó en 1963 con el objetivo de promocionar la marca de electrodomésticos “Mansfield”; sin embargo, la campaña nunca salió a la luz, pero Quino decidió guardar el dibujo, el mismo que apareció en el semanario argentino Primera Plana en 1964.

¿CÓMO NACE EL NOMBRE?

Para el nombre, Quino se inspira en la película “Dar la cara” (1962), de José Martínez Suárez con David Viñas como coguionista. En el filme una pequeña se llama Mafalda. A Quino le gusta y así surge el nombre de su más famosa creación.

LO QUE ODIA Y LO QUE AMA

Pese a ser una niña, es la viva representación de la ideología de Quino. Mafalda odia la sopa, la televisión, las guerras y a James Bond, pero adora a The Beatles, el ‘Pájaro loco’ y su tortuga Burocracia.

SU HOGAR SÍ EXISTE

Pocos fuera de Buenos Aires saben que el edificio donde vivía Mafalda sí existe. Está ubicado en el barrio porteño de San Telmo, en el número 371 de la calle Chile, coincidentemente muy cerca del hogar de su creador Quino. El almacén de Don Manolo también se inspiró en un local de la vida real: la panadería del padre de un amigo.

FELIPE TAMBIÉN ES REAL

Muchos recuerdan al personaje de cara alargada y dientes grandes, Felipe. Se trata del mejor amigo de Mafalda, pero pocos saben que sus facciones están inspiradas en el periodista argentino Jorge Timossi, quien trabajó en la agencia cubana Prensa Latina y fue un buen amigo de Quino.

LA CENSURA EN ESPAÑA

Muchos niños aman al personaje; sin embargo, en tiempos de la dictadura franquista en España, su acceso al sector infantil estuvo limitado, esto debido a que la crítica política que ejercía Mafalda no fue del total agrado del régimen, así que obligaron a los editores a declarar el cómic de la pequeña como una “obra para adultos”.

DIVERSAS TRADUCCIONES

En sus más de 50 años, Mafalda ha sido traducida a una veintena de idiomas, entre los más recientes el guaraní, el hebreo y el armenio. Por si fuera poco, también tiene una cuidada versión en Braille.

TAGS RELACIONADOS