De Souza nació en Coracora, Ayacucho, pero radicó gran parte de su vida en Francia, donde falleció.
De Souza nació en Coracora, Ayacucho, pero radicó gran parte de su vida en Francia, donde falleció.
Redacción EC

Con un escueto pero sentido mensaje en su cuenta de Facebook, la madrugada de ayer se dio a conocer el fallecimiento de la escritora peruana . Fue su pareja, Olivier Guyonneau, quien difundió la noticia. Su deceso ocurrió en Francia, país donde radicaba. La autora tenía 55 años.

Según se supo, De Souza batallaba contra una dura enfermedad. En el blog que administraba, Palincestos, la autora publicó su última entrada el pasado 15 de abril: “Decido aligerar mi carga, aplicarme en ser feliz y hacer más feliz a los demás, quiero ocuparme de mí y los demás, mejorar yo para mejorar mi relación con mi entorno”.

Nacida en Coracora, Ayacucho, De Souza siguió estudios de periodismo y filosofía, y con una tesis sobre Flora Tristán y Lautréamont obtuvo su doctorado en Literatura Francesa y Comparada en la Universidad Sorbona Nueva-París 3. Fue en 1994 cuando hizo su debut literario con la novela “Cuando llegue la noche”, que ya incluía algunos de los tópicos habituales de su obra, como la violencia, la migración y la autorreflexión sobre la escritura hecha por mujeres, que anticiparía el mayor peso que tendría el feminismo en su obra y su discurso.

Con los años, iría aumentando su prolífica bibliografía, con las novelas “La mentira de un fauno” (1999), “El último cuerpo de Úrsula” (2000, obra con la que alcanzó su mayor notoriedad), “Stabat Mater” (2001), “Electra en la ciudad” (2006), “Aquella imagen que transpira” (2006), “Ellos dos” (2007), “Erótika, escenas de la vida sexual” (2008), “Tristán” (2010), “Vergüenza” (2014) y “Mujeres que trepan a los árboles” (2017). Igual de destacables son sus ensayos “Eva no tiene paraíso” (2011) y “Descolonizar el lenguaje” (2015), y su trabajo como traductora de francés, como por ejemplo la poesía de Michel Leiris y la narrativa de Jean Echenoz.

—Reacciones—

Tras conocerse su prematura partida, diversas figuras locales expresaron su pesar por quien es considerada una voz clave de la literatura nacional de las últimas décadas. “Una de las mejores narradoras peruanas contemporáneas. Una guerrera de la escritura y del feminismo. Una voz fuerte y nada complaciente de la literatura”, señaló a escritora Claudia Salazar Jiménez.

La periodista Fietta Jarque, por su parte, escribió: “Una escritora seria, consistente, culta, profunda, valiente. Aunque no siempre coincidiéramos en la opinión sobre varios temas era un placer hablar con ella durante horas de literatura”.

En tanto, la narradora Grecia Cáceres dijo que la “vitalidad desbordante, su idealismo y carácter [de De Souza] hacen aún más difícil aceptar su partida”.

—Exposición—

Justamente ayer, en el mismo día en que fallecía Patricia de Souza, la Casa de la Literatura inauguró la muestra “La vida sin plazos: escritoras en la ciudad de los 90”, que propone un acercamiento a diversas autoras que publicaron en Lima y que a través de sus obras cuestionan y confrontan a la sociedad.

Se incluye la obra de De Souza, por supuesto, así como de Pilar Dughi, Montserrat Álvarez, Carmen Ollé, Victoria Guerrero, Rocío Silva Santisteban, Rossella Di Paolo, Mariela Dreyfus, Dalmacia Ruiz Rosas, Mariella Sala, entre otras.


TAGS RELACIONADOS