El hilo temático que está presente en todo “Gigaton” es una llamada de atención sobre los males que acosan al mundo actual, como el cambio climático. (Foto: AFP)
El hilo temático que está presente en todo “Gigaton” es una llamada de atención sobre los males que acosan al mundo actual, como el cambio climático. (Foto: AFP) / KENA BETANCUR
Redacción Luces

Los seguidores de aprietan los dientes ante el lanzamiento este viernes de “Gigaton”, el primer disco de estudio en 7 años de la legendaria banda estadounidense, que ha sido acogido por la crítica como uno de los trabajos más sólidos e interesantes de sus 30 años de historia.

Cumple así los buenos pronósticos del primer sencillo, “Dance of the Clairvoyants”, no solo el más rompedor de los 12 nuevos cortes sino también el más revolucionario que ha hecho en varios lustros la banda de Seattle, amén del más claro exponente de lo que aguarda: el sello noventero que les ha hecho identificables, pero con una pátina de actualidad y experimentación.

Parte del mérito del undécimo álbum de estudio lo tiene la coproducción de Josh Evans, conocido por su colaboración con artistas como Soundgarden o Gary Clark Jr. y que toma el relevo aquí al trabajo realizado por Brendan O’Brien en los previos “Backspacer” (2009) y “Lightning Bolt” (2013), hasta ahora su último disco.

De su mano, “Gigaton” adquiere la crudeza y naturalidad que estos pioneros del “grunge” tienen en vivo, especialmente la reconocible voz de Eddie Vedder, que tiene aquí un protagonismo notable, pero también por ejemplo la viveza de las cuerdas de Mike McCready.

Hacer este disco ha supuesto un largo recorrido, a veces desconcertante y emocionalmente oscuro, pero también una hoja de ruta experimental y fascinante hacia la redención musical”, constataba este en la nota de prensa que dio aviso del lanzamiento y que acentuaba otro de sus rasgos distintivos: la mayor implicación de todo el grupo en su construcción.

El mejor ejemplo fue el proceso de composición de “Dance Of Clairevoyants”. Todos y cada uno de los integrantes de Pearl Jam añadieron progresivamente su aportación a partir de la percusión ideada por Matt Cameron.

Era, dijo McCready, fruto de “una mayor consciencia, amor y conocimiento de la necesidad humana de conexión en estos tiempos”, el hilo temático que está presente en todo “Gigaton”, una llamada de atención sobre los males que acosan al mundo actual, como el cambio climático.

El tono de “Gigaton”, no obstante, no se erige sobre el ataque, sino desde la invitación al cambio posible sobre el esfuerzo colectivo y es esa mirada hacia fuera, desde una reflexión profunda y tan personal, lo que hace de éste un trabajo cercano.

Con información de EFE.