Leslie A. Galván

Piso 21 se reencontrará con el cariño de su público peruano en el ”, que se desarrollará el sábado 13 de agosto en el Estadio San Marcos. La ‘boy band’ colombiana vuelve a la capital que los recibió por primera vez en las playas del sur en 2015, cuando empezaban como agrupación en el mundo del pop y el reguetón. El tiempo les trajo premios y nuevas experiencias, también muchos cambios.

MIRA: Danna Paola llega a cantar a Juntos en Concierto: “Estoy súper, súper emocionada” | VIDEO

En el 2012, Piso 21 fue nominado al Latin Grammy. En los años posteriores, colaboraron con Nicky Jam (en “Suele suceder”) y Black Eyed Peas (en “Mami”). Pero Manuel Turizo se está volviendo su colaborador más frecuente. Desde la canción “Déjala que vuelva”, un éxito en América Latina, hasta “Los Cachos”, cuyo videoclip se estrenó el 18 de julio y están emocionados por saber lo que pensará el público peruano.

Además, Pablo Mejía (“Pablito”), Juan David Huertas (“El profe”) y David Escobar (“Dim”) vuelven a la capital diferentes. Desde la salida de Juan David Castaño (“El Llane”), David Lorduy es quien asume como cuarto miembro de la banda. Ha vivido el proceso de la pandemia junto a sus amigos, cuando Piso 21 regresó por un segundo al género de baladas con el que comenzaron antes de 2012. Están listos para volver a la onda urbana, aunque les espere una larga y agotadora jornada de conciertos por México, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Venezuela, entre otros países de la región. A continuación, una conversación que sostuvieron con El Comercio días antes de llegar al país.

—¿Cómo los encuentro?, ¿cansados?

David Escobar, “Dim”: ¡No! Estamos ansiosos y felices por lo que está pasando. Vamos a volver al Perú después de mucho tiempo. El tema “Los Cachos” está más caliente que nunca. Es una canción que acabamos de lanzar con Manuel Turizo. Es una fórmula que hace muchos años nos dio uno de nuestros éxitos más grandes y nuestra carrera. Es todo lo que soñamos que podría ser esta canción. Además, se viene un disco increíble, unas colaboraciones soñadas, y también estamos planeando el próximo año después del álbum.

—Esta colaboración de “Los Cachos” es la segunda con Manuel Turizo. ¿cuándo la grabaron?

David “Lorduy”: Hace unos meses, nos juntamos con un grupo de música colombiano, La Creme, donde está Keityn, uno de los mejores compositores en Colombia. Ese día nos reunimos como de amigos en el estudio y ‘El profe’ (Juan David Huertas) empezó a tocar la guitarra, sacamos melodías, luego la letra. Keityn es demasiado ágil a la hora de componer. “Los Cachos” salió ese día. Después, como Dim tiene una buena conexión con Manuel Turizo, se la mandamos a él y también conectó con la canción. “Parce, la quiero escuchar en el carro y poner en reuniones”, nos respondió. Mandó sus voces y así nos colocamos para hacer un buen plan de trabajo para lanzarlo por redes sociales, que tiene mucho que ver, lanzarlo con el álbum.

—“Déjala que vuelva” es el primer ‘feat’ con Manuel Turizo. ¿Cómo van los nervios por el segundo lanzamiento?

Pablo Mejía “Pablito”: Claro, eso pasa siempre que lanzas una canción. Es el miedo de cómo lo va a recibir la gente, pero no importa. Lo importante es sentirte orgulloso de lo que estás lanzando. Nosotros, cuando sacamos una letra, creemos que es lo mejor que podemos sacar. Luego, el público decide si pega o no. Pero “Los Cachos” sí está pegando mucho, e ingresará en todos los países de habla hispana.

—Hoy sucede que si la música pega en un video que se hace viral, ayuda a la carrera del cantante.

Dim: Totalmente. No creo que las personas deban hacer las canciones pensando en que peguen en las plataformas, pero indiscutiblemente, hoy por hoy, es una herramienta que te puede sumar mucho. Gracias a Dios o a nuestro trabajo está pasando con “Los Cachos”, que crea ese sentimiento, ese trend. Hemos sido muy afortunados, porque la canción tiene frases que a la gente le chocan en el corazón. Por algún lado, también puede venir eso de que Lele Ponce haga otro trend y lo nuestro “chau”. Imagínate eso. Puede pasar.

—Entiendo que las frases de “Los Cachos” se hicieron pensando en que la gente conecte con ese tema.

Pablito: Iba a decir que, cuando uno compone, no piensa que la gente la cante en los conciertos, sino en su casa cantando con el corazón, despechada. No pienso en la tendencia de las redes sociales, sino que el fan la cante a todo pulmón y se sienta identificado.

—En los últimos años, los escuchamos en bastantes ‘feats’. Hay una estrategia en el género urbano, donde parece que, para sobrevivir, son necesarias las colaboraciones con otros cantantes. ¿Están de acuerdo?

El profe: Más que para sobrevivir, se trata de cómo se mueve la música hoy. No solo los urbanos, sino también el género regional, el mexicano, el pop, la salsa...

Dim: Exacto.

El profe: Es la estrategia de unir seguidores de lado a lado. Es lo que la música nos enseñó en este tiempo, pero se veía desde hace muchos años. Sucede que el género urbano lo ha sabido explotar bastante. Eso no garantiza un éxito de una canción, simplemente es que, si tú quieres sumar esfuerzos para un solo tema, vamos a darle a eso. Entonces, lo desarrollamos con otro cantante. Pero, claro, también podemos sacar música solos.

Dim: No hay nada más efectivo que la unión de fuerzas. Se trata de juntar públicos entre artistas.

—Y por lo que ustedes ven en números, ¿cómo sienten la fuerza del público peruano?

Dim: Perú es de nuestros públicos más activos, que más genera en Lima. Es una de las ciudades que nos repuntan. Perú es muy importante para nosotros. Volver a ir al país será de gran alivio. Además, queremos disfrutar de sus manjares, esas comidas ya nos hacían falta. Probar, de nuevo, el ají de gallina y el pisco sour.

El profe: Un sanguchito. Un cevichito.

Dim: ¡El cevichito! ¡Invítenos más, por favor!

Pablito: Yo soy fan del lomo saltado.

—Ustedes vinieron por primera vez en 2015, cuando fueron con Juan David Castaño, ‘El Llane’, a Punta Hermosa.

Pablito: Sí, me acuerdo. Antes de tener shows demasiado grandes, fuimos a discotecas y tuvimos presentaciones pequeñas. Me acuerdo perfectamente de esa gira.

Dim: Todo fue subiendo. Recuerdo que, primero, fueron esos conciertos y después un festival.

El profe: Después tocamos en el Jockey Club.

Dim: Eso fue increíble. La conexión con el Perú es muy bonita.

—En esa época habían caras diferentes en el grupo también. Lorduy, ¿cómo te viene en esta nueva etapa de Piso 21?

Lorduy: Esta nueva formación de Piso 21 ha sido increíble para mí. Piso 21 me cambió la vida por completo. Estoy pisando países donde soñé estar en algún momento. Lo estoy logrando, ¿sabes? Cada fan que conocemos y lugar que pisamos se lleva algo de Piso 21. Ya son tres años que estoy en la banda y es como si estuviera desde los inicios. Los sueños se hacen realidad. En algún momento, creí que no iba a pasar nada conmigo y mi música y llegan ellos y ¡puf! Me dijeron que estaba hecho de gran talento, así que aquí estamos, dándole.

—¿Quién te hizo la llamada?

Lorduy: La verdad, fue Dim quien me tiró el baldazo de agua fría. Estas fueron las palabras sin pelos en la lengua: ‘Hay alguien del grupo que se quiere ir…”. (El resto de la banda ríe y se esconde)

Lorduy: ‘Si llega a pasar algo, nosotros te queremos en el grupo. Personalmente, yo te quiero en el grupo’, me dijo así. Me emocioné. Él no le dijo a nadie que hablaría conmigo. Para nada lo hizo. Me lanzó esa noticia en el estudio y, bueno, gran sorpresa.

—¿Cómo recibieron a Lorduy y cómo se compenetran entre todos ahora?¿Aspiran a lograr un compañerimos como el de los Black Eyed Peas, con quienes colaboraron recién?

Pablito: A Lorduy lo conocemos desde hace años. Era la única persona que podía entrar, debido a su talento y la admiración que le teníamos, pero también porque somos muy amigos. Porque compartir con alguien un proyecto de vida y viajar no es fácil. Nosotros siempre estamos juntos, más que con nuestras familias, y conocemos a nuestros padres e hijos. Lorduy era la persona indicada para eso. Era él sí o sí. Eso que mencionas de Black Eyed Peas fue algo que viene de hace poco, porque la banda nos dijo que, al vernos a nosotros, se veían a sí mismos como grupo. Ellos también hablan mucho de la hermandad y cómo eso los ha llevado a lo que son hoy. A Piso 21 también, sin duda alguna. Nuestra carrera la debemos a la hermandad que tenemos. Y al bullying interno también.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más