Veinte guitarristas esenciales de la década del 70
Veinte guitarristas esenciales de la década del 70

RAFAEL VALDIZÁN ()

Las huellas psicodélicas y del hippismo fueron cediendo terreno, de a pocos, a medida que la década del 70 avanzaba. La primera parte de esa época vio la consolidación de músicos que apostaron por el virtuosismo: el se encumbraba más allá de lo que humanamente podía esperarse. Por otro lado, el también hallaba su propio nicho e incluso ya se hablaba de una corriente identificada como glam rock.

En la segunda mitad de esa década, las cosas empezaron a cambiar. Cansados de la ambiciosa propuesta 'progre' (que muchos vieron aspaventosa y excesiva), surgieron jóvenes con otras intenciones: hacer tambalear lo establecido, también en términos sociales, mediante una música directa, básica, con cero virtuosismo y con mensajes nihilistas y pro anarquía: había nacido el punk. 

Pero los que no estaban en ese rubro y querían seguir proponiendo música de cierta elaboración bajaron un poco las revoluciones y se hicieron más accesibles. De esta manera anidó el AOR (Album Oriented Rock). 

No olvidemos la , que también puso contra la pared al rock incendiario de la primera mitad de los setenta. En  fin, una década llena de movimiento, que bien vale la pena reflejar en esta lista de grandes guitarristas. 

1. Ritchie Blackmore

Un maestro. Su amplitud de estilo cubre desde el rock and roll más seminal hasta complejas escalas barrocas (de ahí que se le considere el padre de géneros como el metal neoclásico), pasando por el blues y el AOR. Si bien inició su trabajo en la década del 60,  destacó con nitidez ya a comienzos de los 70, primero con la segunda encarnación de   y luego con Rainbow. Gran improvisador, en vivo no suele repetir un solo de guitarra, casi siempre hace algo distinto sobre la marcha; y puede cambiarnos de ánimo, del estado más taciturno a la máxima euforia. De un tiempo a esta parte, incursiona en la música renacentista con el proyecto Blackmore’s Night.

2. Jimmy Page

Si no es el mejor de todos, pega en el palo. También empezó en la década del 60, tanto como sesionista como integrante de The Yardbirds, pero vaya que su gran obra se desplegó a lo largo de los años setenta, a bordo del dirigible . Hijo del blues, luego expandió sus intereses hacia terrenos aledaños como el folk rock y el exotismo de la música de Oriente. Page condensa en su estilo el sentimiento, las vibraciones exactas que le permiten identificar qué debe hacer en cada parte de una canción, y esa irresistible imperfección, en oposición al virtuosismo vacío.

3. David Gilmour

Otro músico que gana mayor notoriedad en la década del setenta. Reemplazó al errático Syd Barrett en Pink Floyd en la segunda mitad de los años sesenta y poco a poco fue construyendo su lugar al interior de la espectacular banda británica. Su mayor virtud es el feeling: sus solos de guitarra tienen la virtud de conmover y llevarnos a estados emocionales extremos. Además, es un excelente compositor. Junto con Roger Waters, elaboró los pasajes más memorables de la discografía floydeana.

4. Rory Gallagher

Excelente guitarrista irlandés. Inició su travesía al frente de la banda Taste, con la que sacó dos discos, para luego diseñar una carrera como solista. Era un músico muy influenciado por el blues y trasladó esa influencia hacia su propia música, que también tenía de rock and roll, algo de jazz y otro poco de folk rock. Aunque distinto a Gilmour, el fuerte de Rory Gallagher también era el feeling. Lamentablemente murió en 1995, tras contraer una infección por estafilococos.

5. Robert Fripp

Fundador de King Crimson a fines de los 60, Fripp mostró toda su grandeza a lo largo de las décadas siguientes. Su rasgo más identificable es la experimentación: ha paseado su arte por el rock progresivo, por el jazz avant-garde, por la new wave, mediante un estilo caracterizado por su alta complejidad. Lo curioso es que, siendo zurdo, toca la guitarra con la mano derecha. Su estilo guitarrero ha visitado extremos, entre lo catatónico y lo casi epiléptico.

6. Mick Taylor

Arrancó en la segunda mitad de los años 60, en los Bluesbreakers de John Mayall pero se llevó más ovación cuando ingresó a los para reemplazar al desaparecido Brian Jones. Con sus satánicas majestades, Mick Taylor grabó tal vez la mejor seguidilla de discos lanzados por Jagger, Richards y cía.: “Let it Bleed” (1969, con aporte de Taylor en dos temas), “Get Your Ya-Yas Out!” (1970, en vivo), "Sticky Fingers" (1971) y "Exile On Main St." (1972); siguió en los Stones hasta 1975, luego de grabar el “It’s Only Rock and Roll” (1974).

7. Tony Iommi

El guitarrista de bien podría ser considerado el padre del heavy metal. Fue de los primeros en crear acordes duros, monolíticos, oscuros, todo lo cual ayudó a configurar la identidad del rock pesado. Zurdo, Iommi no se amilanó cuando perdió las yemas de los dedos de su mano derecha, mientras trabajaba. Se colocó una especie de vendas pequeñas y siguió adelante. Su rasgo más resaltante es la inagotable fórmula para inventar acordes. Lo llaman Mr. Riff. 

8. Mick Ronson

Excelente guitarrista y además multiinstrumentista. Sus pergaminos más notorios vienen de la mano de , pues Ronson integró la banda del cantante en los primeros años 70. También ha tocado con Ian Hunter y colaborado con . Mick Ronson murió de cáncer en 1993. En algún momento se aventuró a formar su propia banda, a la que llamó Ronno, pero no pudo trascender.

9. Carlos Santana

El guitarrista mexicano tocó en sin tener un solo disco editado. Y deslumbró. Pronto logró arreglar un contrato con Columbia Records y empezó a lanzar discos muy bien valorados como “Abraxas” (1970), “Santana III” (1971), “Caravanserai” (1972), entre otros. originó el crossover entre el rock y la música latina. Además, es de aquellos guitarristas que pueden alardear de haber logrado un sonido propio: bastan unos segundos para identificarlo.

10. Steve Howe

Eximio hombre de cuerdas. Es tan efectivo con la guitarra eléctrica como con la acústica. Es absolutamente capaz de elaborar desde arreglos grandilocuentes hasta simples melodías pastorales. Es decir, su rango de operaciones es de lo más diverso y no podía ser de otra manera, al ser músico de los dioses progresivos de Yes. Ya en los años ochenta, Howe fundó Asia junto con John Wetton, Carl Palmer y Geoff Downes. Pero esa es otra historia.

11. Angus Young/ Malcolm Young

Hemos considerado juntos a los hermanos Young  porque cada uno, desde su posición, es fundamental en la propuesta de . Malcolm, desde la segunda guitarra, como arquitecto de las bases indestructibles sobre las cuales opera la banda. Angus, soleando con mucha huella blues y haciendo espectáculo para las masas, con su uniforme de escolar. Lastimosamente, la realidad actual de Malcolm ha hecho que sea reemplazado en la banda por su sobrino Stevie Young.

12. Duane Allman

Solo un par de años con los Allman Brothers Band, desde fines de los 60 hasta 1971, cuando murió. Pero ese breve tiempo bastó para que el mundo conociera a uno de los guitarristas más prolíficos que ha dado el rock sureño. Lo hecho por Duane Allman ha quedado perennizado en discos como “The Allman Brothers Band” (1969), “Idlewild South” (1970), “At Filmore East” (1971, en vivo) y “Eat the Peach” (1972, Duane llegó a grabar las canciones incluidas en esta placa).

13. Billy Gibbons

Si hablamos de rock sureño, tampoco puede faltar ZZ Top. Y mucho menos, su primera guitarra, el gran Billy Gibbons. Su estilo cabalga sobre influencias del blues y se mueve por los terrenos del hard rock, todo con olor a campo y con imagen western. La obra de este guitarrista vaquero se aprecia mejor en los trabajos de ZZ Top en la década del 70, en placas como “Río Grande Mud” (1972), “Tres hombres” (1973), “Fandango!” (1975) y “Degüello” (1979).

14. Tommy Bolin

El guitarrista alcanzó a consolidarse como músico solista, a mediados de los años setenta. Pero antes había hecho buen trabajo primero en la banda James Gang y luego en Deep Purple (reemplazó nada menos a que a Ritchie Blackmore). En sus trabajos en solitario, Bolin desplegó sus conocimientos en géneros como el hard rock, jazz, funk, blues rock y más. Su talón de Aquiles tuvo que ver con las drogas: Bolin tocó fondo y murió en diciembre de 1976.

15. Brian May

Estamos ante otro de esos casos de guitarristas que han conseguido hacerse notar mediante su sonido. Muy acucioso, el músico de logró establecer el sonido que extraía de sus cuerdas como uno de los elementos fundamentales en la consolidación de la identidad de la banda británica (obviamente, junto a los característicos arreglos vocales). Los solos de Brian May tienen presencia, cuerpo y originalidad. Un infaltable en la galería de mejores guitarristas de los años setenta.

16. Steve Hackett

Otro de los grandes guitarristas que operaron en el complejo mundo del rock progresivo, como parte esencial de Genesis. Incluso, hay quienes sostienen que la banda inglesa terminó de morir luego de que Steve Hackett abandonó el grupo. Entre las características de Hackett, figuran la sutileza, su gran capacidad armónica, el feeling y su excelente técnica. Luego de salir de Genesis se dedicó a trabajar como solista: siguió lanzando discos y realizando conciertos hasta la fecha.

17. Michael Schenker

El alemán empezó muy joven. A los 16 años ya había participado en la grabación del primer disco de Scorpions, banda que abandonó ante el llamado de los ingleses de UFO. Precisamente, es con UFO con quienes Schenker empieza a hacerse de un nombre bien ganado como primera guitarra. Posee una técnica envidiable y maniobra entre las coordenadas del metal, siempre con un oído puesto también en las partituras neoclásicas. Luego de UFO, formó su propia banda, Michael Schenker Group.

18. John Fogerty

El hombre fuerte de Creedence Clearwater Revival. Vocalista y guitarrista. Su estilo es tan crudo como la música que hacía su banda; y en eso radicaba el gusto por su trabajo, en arrancarle a las cuerdas las sensaciones urgentes que desembocaban en la gestación de temas en su mayoría breves, intensos, viscerales, pero también melódicos, amigables. Además, Fogerty es un excelente compositor.  En la actualidad sigue maniobrando como músico solista.

19. Mark Knopfler

La primera guitarra de Dire Straits. Además de vocalista y principal compositor. También es de los músicos privilegiados que uno puede identificar a partir de su sonido y estilo. Knopfler no usa uñeta y se las ingenia para realizar solos rápidos, limpios y con impecable digitación. Su base es el rock, pero también ha abordado vertientes próximas al folk y a la música country, tanto dentro de Dire Straits como de solista.  

20. Tom Scholz

Guitarrista y líder absoluto de la banda Boston. Además, un verdadero maniático de la perfección. Es capaz de tardar ocho años o más en lanzar un nuevo álbum con tal de conseguir lo que quiere. De ahí que la discografía de la banda sea tan exigua en más de treinta años de trayectoria. Pese al éxito resonante de sus primeros discos, Tom Scholz nunca se dejó arrastrar por la fama. Lo suyo siempre fue la investigación, el ensayo y error, apuntar a los más altos estándares musicales. 

BONUS TRACKS:

21. Mark Farner (Grand Funk Railroad)

22. Mick Jones (The Clash)

23. George Benson

24. Neal Schon (Journey)

25. Ace Frehley (Kiss)

¿Cuál es tu favorito?