La pandemia del coronavirus ha ocasionado la muerte de más de 35.000 personas en más de 170 países. Imagen de un paciente en un hospital de Bruselas, en Bélgica. Foto: REUTERS/Yves Herman
La pandemia del coronavirus ha ocasionado la muerte de más de 35.000 personas en más de 170 países. Imagen de un paciente en un hospital de Bruselas, en Bélgica. Foto: REUTERS/Yves Herman
Redacción EC

| Una pandemia podría matar hasta a 80 millones de personas en todo el planeta. Esta alarmante proyección fue realizada en setiembre (mucho antes de la aparición del en China) por la. Este organismo, creado conjuntamente por la y el (GBM), indica que el “mundo no está preparado” para afrontar una emergencia sanitaria de grandes magnitudes y señala que resultaría una “catástrofe” para todos.

“Los brotes han ido en aumento en las últimas décadas y el espectro de una emergencia sanitaria mundial se vislumbra peligrosamente en el horizonte. Si es cierto el dicho de que «el pasado es el prólogo del futuro», nos enfrentamos a la amenaza muy real de una pandemia fulminante, sumamente mortífera, provocada por un patógeno respiratorio que podría matar de 50 a 80 millones de personas”, menciona el documento titulado “Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación. Un mundo en peligro: informe anual sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2019”.

El mundo en peligro

El documento tiene varios puntos que resultan preocupantes, sobre todo porque fue realizado meses antes de la aparición del primer caso de coronavirus en Wuhan (China). Actualmente, la pandemia del Covid-19 ya ha ocasionado la muerte de más de 35.000 personas en más de 170 países.

En esta foto tomada el lunes 23 de marzo de 2020 muestra a un infectado de coronavirus trasladado con rapidez en el hospital civil de Mulhouse, en el este de Francia. Foto: AP Photo/Jean-Francois Badias
En esta foto tomada el lunes 23 de marzo de 2020 muestra a un infectado de coronavirus trasladado con rapidez en el hospital civil de Mulhouse, en el este de Francia. Foto: AP Photo/Jean-Francois Badias
La crisis del coronavirus ha incrementado los sepelios en Italia. En el cementerio monumental de Bérgamo, Lombardía, hay al menos un entierro cada media hora. Foto: AFP / Piero Cruciatti
La crisis del coronavirus ha incrementado los sepelios en Italia. En el cementerio monumental de Bérgamo, Lombardía, hay al menos un entierro cada media hora. Foto: AFP / Piero Cruciatti

La Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación afirmó entonces que el planeta sufre cada vez más brotes de enfermedades infecciosas.

“El mundo corre grave peligro de padecer epidemias o pandemias de alcance regional o mundial y de consecuencias devastadoras, no solo en términos de pérdida de vidas humanas sino de desestabilización económica y caos social”, señala el informe.

El mapa del coronavirus en el mundo, en tiempo real hoy lunes 30 de marzo: contagiados y muertos.
El mapa del coronavirus en el mundo, en tiempo real hoy lunes 30 de marzo: contagiados y muertos.

Mencionaron que la OMS realizó un seguimiento a 1483 brotes epidémicos en 172 países entre 2011 y 2018. Entre las enfermedades potencialmente epidémicas que fueron analizadas se encuentran el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), el ebola, el zika, la peste y la fiebre amarilla.

Este tipo de males "presagian una nueva era marcada por una mayor frecuencia en la aparición de brotes de consecuencias nefastas y propagación potencialmente rápida, cada vez más difíciles de gestionar”, mencionaron.

Los pobres sufrirán más

El estudio indica que los países pobres, que no cuentan con sistemas básicos de salud ni infraestructuras adecuadas, son los que registrarían la mayor cantidad de muertes y las consecuencias de una devastación económica.

“Los efectos negativos son especialmente profundos en entornos frágiles y vulnerables, donde la pobreza, la mala gobernanza, los sistemas de salud deficientes, la falta de confianza en los servicios de salud, determinados aspectos culturales y religiosos, y, en ocasiones, los conflictos armados en curso complican enormemente la preparación y la respuesta ante los brotes epidémicos”, indica el documento.

Transporte y armas biológicas

La Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación mostró su preocupación por una rápida propagación. Aseguraron que a través del transporte un virus podría llegar rápidamente a diferentes zonas del mundo. Esta situación ha sido confirmada en la actualidad por el coronavirus y su expansión por el mundo.

También indican que los avances científicos permiten crear o recrear microorganismos capaces de causar enfermedades.

80 millones de personas morirían en el mundo por una pandemia: El informe para la OMS hecho antes del coronavirus. Fuente: OMS
80 millones de personas morirían en el mundo por una pandemia: El informe para la OMS hecho antes del coronavirus. Fuente: OMS

“En el caso de que un país, un grupo terrorista o una persona con conocimientos científicos avanzados, creara o desarrollara y posteriormente utilizara un arma biológica con las características de un patógeno respiratorio nuevo y de gran impacto, las consecuencias podrían ser tan graves como en el caso de una epidemia natural, o incluso peores”, afirman.

Además, el informe señala siete medidas urgentes para preparar el mundo antes las emergencias sanitarias:

  • Los jefes de gobierno deben comprometerse e invertir.
  • Los países y las organizaciones regionales deben dar ejemplo.
  • Todos los países deben construir sistemas sólidos.
  • Los países, los donantes y las instituciones multilaterales deben prepararse para lo peor.
  • Las instituciones de financiación deben vincular la preparación con la planificación de los riesgos económicos.
  • Las entidades que financian la asistencia para el desarrollo deben generar incentivos e incrementar la financiación para la preparación.
  • Las Naciones Unidas deben fortalecer los mecanismos de coordinación.
Médicos atienden a un paciente de coronavirus en Teherán, Irán. Foto: WANA (West Asia News Agency)/Ali Khara via REUTERS
Médicos atienden a un paciente de coronavirus en Teherán, Irán. Foto: WANA (West Asia News Agency)/Ali Khara via REUTERS
Un hombre es atendido por un cuadro de coronavirus en el hospital San Rafael de Milán, en Italia. Foto: REUTERS/Flavio Lo Scalzo
Un hombre es atendido por un cuadro de coronavirus en el hospital San Rafael de Milán, en Italia. Foto: REUTERS/Flavio Lo Scalzo

La Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación se encuentra bajo la dirección de Gro Harlem Brundtland, exprimera ministra de Noruega y exdirectora General de la OMS, y de Elhadj As Sy, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Son en total 15 miembros, entre los que destacan especialistas, dirigentes políticos y jefes de organismos.

“Durante demasiado tiempo hemos permitido que se suceda un ciclo de pánico y abandono en las pandemias: prodigamos esfuerzos cuando surge una amenaza grave y nos olvidamos rápidamente cuando la amenaza remite. Ha llegado el momento de actuar”, menciona el informe de setiembre, antes de la aparición del coronavirus.

Médicos trasladan en ambulancia a un paciente con coronavirus en Roma, Italia. Foto: REUTERS/Remo Casilli
Médicos trasladan en ambulancia a un paciente con coronavirus en Roma, Italia. Foto: REUTERS/Remo Casilli

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.


VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: presidente de México llama a "quedarse en casa" ante aumento de casos de Covid-19


TE PUEDE INTERESAR