Agencia AFP

El líder norcoreano criticó duramente la respuesta de su país a la pandemia de y ordenó al ejército ayudar a distribuir medicamentos, informó el lunes la prensa oficial, tras revelar que 50 personas han muerto en su primer brote de covid-19.

Más de un millón de personas se han contagiado de lo que Pyongyang llama una “fiebre”, según la prensa estatal, pese a que Kim ordenó confinamientos nacionales para frenar la propagación de la enfermedad entre la población, que no ha sido vacunada.

MIRA: Corea del Norte reanuda la construcción de un reactor nuclear para fabricar diez veces más plutonio

Kim “criticó fuertemente” a los funcionarios de salud por lo que consideró una respuesta deficiente a la prevención epidémica, según la agencia noticiosa oficial KCNA.

El líder ordenó a la comisión militar actuar “para estabilizar de inmediato el suministro de medicamentos en la ciudad de Pyongyang involucrando las poderosas fuerzas de la rama médica del Ejército Popular”, informó KCNA.

El líder de Corea del Norte Kim Jong-un visita una farmacia en Pyongyang. (AFP).
El líder de Corea del Norte Kim Jong-un visita una farmacia en Pyongyang. (AFP).

El brote, que según Kim había causado “grandes trastornos”, afecta a un país que no tiene vacunas anticovid, medicamentos antivirales o capacidad de realizar pruebas masivas.

MIRA: Lo que sabemos del sistema de salud de Corea del Norte ante el brote de COVID-19

Según KCNA, Kim reportó el domingo que las “órdenes no se han realizado debidamente y los medicamentos no han sido suministradas a las farmacias”.

Criticó que las farmacias no acataron la orden de operar durante 24 horas.

Medios estatales informaron que 50 personas murieron, 1.213.550 sufren de fiebre y al menos 564.860 están bajo tratamiento médico.

Kim se puso al frente de la respuesta sanitaria norcoreana, celebrando reuniones casi diarias de la comisión de emergencia.

“Al visitar una farmacia, Kim Jong-un observó con sus ojos la escasez de medicinas en Corea del Norte”, comentó a AFP Cheong Seong-jan, investigador del Instituto Sejong. “La situación pudo haber sido peor de lo que esperaba”.

Corea del Norte ha mantenido un rígido bloqueo contra el coronavirus desde el inicio de la pandemia, aunque expertos han dicho que con la presencia de la variante ómicron en la región, sería cuestión de tiempo para que el covid-19 se propague por el país.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más