La conducta de la policía está seriamente cuestionada tras la muerte de George Floyd y las protestas que se han extendido en diversas ciudades de Estados Unidos contra el racismo y la brutalidad policial. (Reuters)
La conducta de la policía está seriamente cuestionada tras la muerte de George Floyd y las protestas que se han extendido en diversas ciudades de Estados Unidos contra el racismo y la brutalidad policial. (Reuters)
Gisella López Lenci

¿Estados Unidos sin policías? Los pedidos de cambio son cada vez más constantes y fuertes, y la indignación no cesa tras la muerte de George Floyd, el afroamericano que fue asesinado por un policía en Minneapolis. Desmantelar la policía, quitarle fondos o reformarla dramáticamente son algunas de las exigencias más radicales. Este Diario conversó con Hernán Molina, analista político argentino asentado en Los Ángeles.

¿Es viable una reforma policial en Estados Unidos?

Los demócratas han presentado una propuesta que recién la han introducido, pero no le veo buen puerto porque en el Senado los republicanos tienen la mayoría. Tim Scott, el único senador afroamericano republicano, ha dicho que va a presentar su propio proyecto. Sí hay interés por hacer una reforma y puede que haya consenso en algunos puntos, pero va a pasar mucha agua por el puente. No obstante, hay un campo más fértil a nivel político porque la opinión pública cree que la conducta de la policía es reprochable y se necesita un cambio. La sociedad está demandando ese cambio.

En esta foto del 31 de mayo, manifestantes se enfrentan a la policía en Santa Monica, California, durante las protestas contra el racismo. (AP)
En esta foto del 31 de mayo, manifestantes se enfrentan a la policía en Santa Monica, California, durante las protestas contra el racismo. (AP)

Los más radicales hablan de desmantelar la policía o quitarle totalmente el presupuesto. ¿Eso que implicaría?

Eso no va a ocurrir, porque es impráctico y siempre se van a necesitar policías. En la efervescencia se pueden decir un montón de cosas. Hace algunos años la opinión pública no estaba demandando que la policía actuara de forma diferente; al contrario, la gente estaba a favor que el departamento de policía tenga más recursos y que sean más duros con el crimen. Ahora la cosa cambió porque los abusos han llevado a que tengamos estos problemas.

Sin duda habrá un montón de propuestas con una respuesta a este clamor de la sociedad, porque los políticos no quieren verse mal parados y sin respuesta. Hay como un 'ping pong' entre demócratas y republicanos sobre qué responden y qué cosa saca uno y otro.

Joe Biden (el potencial candidato demócrata a la presidencia) ya ha dicho que no está a favor de quitar el financiamiento a los departamentos de policía, y bien por él porque sino se pondría en una posición difícil, sobre todo si busca ganar la elección en noviembre y atraer a los moderados, centristas e independientes.

Hernán Molina, analista internacional. Radica hace veinte años en Los Ángeles.
Hernán Molina, analista internacional. Radica hace veinte años en Los Ángeles.

¿Qué tipo de reforma policial es la que se necesitaría?

Estados Unidos es amigo de usar la fuerza y gasta más del 53% de su presupuesto en gasto militar, así que imagínate no tener un departamento de policía.

¿Cuáles podrían ser las reformas?

Las reformas más posibles son las que sean más fáciles de implementar. Por ejemplo, que no se permitan ciertas técnicas para detener a una persona, que el reclutamiento se haga de una forma que identifique a priori la condición de prejuicio contra las minorías. Esto no es tan difícil si se hace una evaluación más profunda. Además, se ha permitido que los departamentos de policía accedan a armamento militar y eso no puede ser.

Pero es un poco miope pensar que reformando la policía las cosas van a cambiar. Acá hay una cuestión de fondo, pues una gran parte de la sociedad tiene un prejuicio profundo, que es generacional. En este país hay estados que todavía abrazan la Confederación, algo que terminó hace más de 100 años, hay monumentos a generales de la confederación y esa bandera sigue flameando. Eso no lo cambiamos con una reforma a la policía. Este racismo golpea en todos lados. Tiene que haber un esfuerzo sostenido y prolongado para cambiar actitudes, para hacerle entender a mucha gente de que todos somos iguales, que el color de la piel no nos hace diferentes.

Oficiales de Minneapolis tratan de contener a los manifestantes. Imagen del pasado 27 de mayo, poco después de la muerte de Floyd. (Reuters)
Oficiales de Minneapolis tratan de contener a los manifestantes. Imagen del pasado 27 de mayo, poco después de la muerte de Floyd. (Reuters)

¿Cómo podría limpiarse la cara la policía en este contexto?

Lo primero que puede hacer la policía, y que ya lo hemos estado viendo, es cambiar el tono, demostrar empatía. Hemos visto a sheriffs y capitanes de escuadrones marchar con la gente. Eso es muy importante porque da el espacio para que haya un diálogo, pero el diálogo va a ser difícil porque tiene que llevarnos a tomar medidas de cambio, y en la mesa tienen que estar todos, y ahí esta todo el desafío. Hay gente que viene con el prejuicio que lo escuchó de su padre, de su abuelo. Y el presidente Trump no ayuda.

Pero no muchos policías muestran empatía. Hace poco en Buffalo se golpeó seriamente a una persona de 75 años...

Así es, y fue algo totalmente innecesario. Y luego el presidente sale a difundir en Twitter que esta persona es un agitador ‘antifa’, aseverando algo que no tiene nada que ver con la verdad. Yo creo que estamos en un punto de inflexión muy importante. Yo fui a dos de las marchas, y acá hay una coalición muy diversa y amplia de gente en las calles, y las encuestas muestran que la gente quiere un cambio. Ya es algo inaceptable que en el 2020 tengamos estos actos de brutalidad policial.

VIDEO RECOMENDADO

Estados Unidos: personal médico protesta en Miami contra el racismo 04/06/2020

TE PUEDE INTERESAR