Borja Escalona amenazó con cobrar más de 2.000 euros a un restaurante que no le dio comida gratis en Vigo, España. (Captura de video).
Borja Escalona amenazó con cobrar más de 2.000 euros a un restaurante que no le dio comida gratis en Vigo, España. (Captura de video).

En se hizo viral el video de un youtuber que se enfureció con la empleada de un restaurante porque le cobró la comida que consumió dentro del establecimiento. Un hecho que generó comentarios de odio contra el local y reseñas negativas en Google.

Se trata de Borja Escalona, quien estaba en una trasmisión en vivo mientras recorría las calles del municipio de Vigo, en la provincia de Pontevedra, en Galicia, cuando decidió comer algo en el famoso restaurante A Tapa do Barril.

MIRA: España: entra en vigor la reforma para que miles de extranjeros puedan trabajar legalmente en el país ¿Quiénes califican?

Escalona pidió una de las famosas empanadillas del lugar y, una vez terminó de comer, intentó retirarse del sitio sin pagar. De inmediato, la empleada le solicitó el pago de 2,3 euros, algo que sorprendió al creador de contenido.

Según Borja, él estaba promocionando el lugar, por lo que debía comer gratis, como ya había hecho en otros negocios. “Espera porque estamos en un problema; porque entonces tengo que cobrarte yo esta promoción que acabamos de hacer”, expresó.

Sin embargo, la mujer le ratificó que debía pagar porque él nunca le había advertido que no iba hacerlo; además, ella solo era una trabajadora y los temas de publicidad debían acordarse con los dueños.

El sujeto insistió en que no tenía por qué pagar y le manifestó a la empleada que, si pagaba, llegaría a la cuenta del restaurante una factura por 2.500 euros por publicidad.

Te va a salir un pelín más caro… Les va a llegar una factura de la promoción que acabo de hacer, que son 2.500 euros”, aseveró.

Finalmente, el youtuber pagó la cuenta, no quiso recibir el dinero del cambio y pidió a sus seguidores que no hicieran una mala reseña del lugar en Google, lo que provocó un efecto contrario, pues tras el en vivo de Borja, cientos de internautas criticaron A Tapa do Barril.

Tras el ciberacoso, el establecimiento dio su versión de los hechos y lamentó que haya personas que hablen mal del lugar sin siquiera haber probado las empanadillas.

Cobrar por nuestro trabajo ha supuesto decenas de puntuaciones negativas en nuestro perfil de Google (personas que nunca han comido ni una de nuestras empanadillas) y llamadas a nuestro negocio insultando a nuestro equipo”, se lee en la cuenta oficial de Instagram del restaurante.

Se desconoce si el youtuber cumplió su palabra y le cobró a A Tapa do Barril, lo cierto es que el hombre abrió un nuevo canal de YouTube y aseguró que seguirá siendo tendencia.