Una ronda de 155 mm es disparada desde un cañón obús M777 a los insurgentes durante una misión de Estados Unidos en Afganistán el 8 de julio de 2011. (Foto AP/David Goldman, archivo).
Una ronda de 155 mm es disparada desde un cañón obús M777 a los insurgentes durante una misión de Estados Unidos en Afganistán el 8 de julio de 2011. (Foto AP/David Goldman, archivo).
Agencia AFP

Las fuerzas de están golpeando ahora las posiciones rusas con sistemas de artillería recién suministrados por países occidentales, dijo a AFP un portavoz del ejército ucraniano.

Hasta ahora, Ucrania ha usado en gran medida proyectiles heredados de la era soviética, pero en las últimas semanas llegaron al frente sistemas de artillería de última generación de países aliados, como los M777 estadounidenses.

MIRA: Jens Stoltenberg dice que “Putin quería menos OTAN en sus fronteras, pero ha obtenido más”

Los combates continúan en grandes extensiones del este y sur de Ucrania, y muchas batallas son enfrentamientos de artillería de largo alcance entre los ejércitos ruso y ucraniano.

Washington y Europa han destinado miles de millones de dólares en armamento para ayudar a Ucrania a defenderse de un ejército invasor ruso mejor equipado que el suyo.

MIRA: 5 mapas y gráficos que muestran cómo ha evolucionado la guerra entre Rusia y Ucrania en 3 meses

“En nombre de los hombres que ahora utilizan el M777, diría que es como pasar del tren a vapor a un coche eléctrico”, declaró la noche del lunes a AFP el capitán Dmytro Pletenchuk, de la administración militar de Mykolaiv (sur).

“Esos sistemas son utilizados ahora por las fuerzas armadas ucranianas con gran éxito”, agregó sin revelar dónde se encuentran.

“Nuestros enemigos están muy afectados por esto”, aseguró, tras añadir que se intercambia fuego de artillería en la región “todos los días y todas las noches”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más