Madeleine McCann tenía 3 años cuando desapareció. A más de quince años de su desaparición, un exinvestigador reveló algunas claves para esclarecer el hecho.
Madeleine McCann tenía 3 años cuando desapareció. A más de quince años de su desaparición, un exinvestigador reveló algunas claves para esclarecer el hecho. / Archivo

En los últimos días, una nueva información respecto a la desaparición de, la niña que fue secuestrada de la habitación de un hotel en Praia da Luz, Portugal, hace 15 años, puso en jaque a los investigadores. Se trataba de diversas fibras de ropa que encontraron en la camioneta del principal sospechoso, Christian Brueckner. En un principio, las pruebas parecían ser del pijama que vestía la niña el día del hecho, sin embargo, finalmente el fiscal del caso descartó las evidencias. Sobre este tema se pronunció un exinvestigador de casos sin resolver, quien explicó cuáles son las claves para dar con la verdad en el caso que envuelve de misterio a todo el mundo.

Steve Chancellor reflexionó acerca del enigma y aseguró que “los casos más grandes a menudo se resuelven con las cosas más pequeñas”. En ese sentido, insistió que si bien la tecnología mejoró en el último tiempo en relación con este tipo de investigaciones, hay cuatro técnicas de detección muy prometedoras que ayudan a detectar las evidencias en las escenas de crimen”.

Mira: A 15 años de su desaparición, padres de Madeleine McCann consideran “esencial” saber “la verdad” sobre lo que le pasó
La camioneta del principal sospechoso de la desaparición de Madeleine, donde buscaron rastros de la pequeña.
La camioneta del principal sospechoso de la desaparición de Madeleine, donde buscaron rastros de la pequeña. / Pensilvania

1. Escaneo visual

Según lo que consignó Chancellor, este es un tipo de mecanismo en el cual los investigadores utilizan luces con diferentes tonalidades y colores, además de otras fuentes de luz. “Usamos dispositivos portátiles que envían luz en diferentes longitudes de onda para tratar de detectar elementos extraños”, detalló.

Las luces.
Las luces. / Iluminet

2. Dispositivo adherente

Como segunda opción, Steve explicó que los adhesivos sirven especialmente para recoger rastros de evidencia que están en el suelo. “Es el mejor dispositivo de recogida de pelo y fibra”, sostuvo. Una vez que recogen las muestras, las colocan arriba de una superficie de vidrio para su inspección.

3. Cinta gruesa

En algunas ocasiones, depende del tiempo, la cinta gruesa es una buena opción ya que sirve para extraer fibras profundas. Sin embargo, Chancellor alertó: “Esto puede complicar las búsquedas ya que podrían arrastrarse más fibras, cabello y otras partículas”.

Encontrar cabello de la persona desaparecida en una escena puede ser crucial para dar con su paradero.
Encontrar cabello de la persona desaparecida en una escena puede ser crucial para dar con su paradero. / Alamy

4. Aspiradora de mano

El último mecanismo que mencionó el exinvestigador es una aspiradora de mano, que incluye un filtro especial. El objetivo que tiene es extraer todos los rastros de pruebas.

En relación con la investigación de Madeleine, remarcó que el tiempo es uno de los factores que altera las pruebas. Sin embargo, algunos de estos métodos podrían ser factibles para investigar todo lo que resguarda el interior de la camioneta de Brueckner, principal acusado del secuestro y quien está preso por otro crimen que cometió en una estricta prisión de máxima seguridad en Alemania.

“Sea lo que sea que haya o no, probablemente habría terminado en las grietas y hendiduras del vehículo, aunque no conocemos el interior del automóvil”, comentó. En ese sentido, explicó que los rastros del pijama de Madeleine podrían ser más fáciles de detectar en relación con otros materiales.

“Depende de la prenda de vestir, pero tendrás más posibilidades de encontrar fibras de un suéter de lana, que emite muchas, o un material más suave. Normalmente, los jeans azules no desprenden mucho porque las fibras están muy unidas, sin embargo, si alguna vez se cortan o rasgan, habrá muchas más fibras”, argumentó.

Los padres de Madeleine sosteniendo la prenda que vistió la pequeña el día de su desaparición.
Los padres de Madeleine sosteniendo la prenda que vistió la pequeña el día de su desaparición. / Archivo

Asimismo, Steve explicó que la cantidad de fibras que la ropa libera también depende de cómo se lleve a cabo el ataque. “Es probable que se produzcan rasgaduras y rasgaduras durante un secuestro, lo que provocaría que se depositaran más fibras o que se quitara la ropa”, manifestó.

Las estaciones del clima pueden afectar a la evidencia

Si bien Steve detalló que si la ropa es colorida es más fácil de detectar, el entorno y la estación del lugar influyen drásticamente. “Una fibra azul o algo con un color más obvio sería útil, pero también hay que tener en cuenta de qué está hecha la fibra y qué tan común es en el área. Por ejemplo, si vas a Mississippi en noviembre, encontrarás muchas fibras de algodón blanco porque los campos de algodón acaban de ser cosechados”, subrayó.

Por otro lado, el exinvestigador recordó una serie de casos que se resolvieron gracias a que se encontraron fibras en las escenas de crimen, como el de Wayne Williams, Jeffrey MacDonald y Roger Payne, todos acusados por asesinato.

El tiempo

En la investigación de Madeleine se gastaron millones de dólares y los propios padres de la niña recorrieron miles de kilómetros para esclarecer el hecho, al igual que cientos de policías y diversos profesionales. Según Steve, esto es algo para destacar.

“No parece que nadie se haya rendido. Nadie levantó la mano y dijo: ‘Este caso no se puede resolver’. Pasaron por el proceso hasta el punto de encontrar el vehículo, el sitio y fueron a buscar algo”, concluyó.