Ministro de Inmigración renuncia por contratar a indocumentada
Ministro de Inmigración renuncia por contratar a indocumentada
Redacción EC

En casa de herrero, cuchillo de palo. El ministro de Inmigración británico, Mark Harper, se vio obligado a renunciar tras conocerse públicamente que una de sus empleadas de limpieza vivía como ilegal en el país, un error imperdonable para alguien que se preciaba de impulsar .

La oficina del primer ministro, David Cameron, informó el sábado en un comunicado de prensa que no hay indicios de que el ministro Harper supiera que la persona estuviese trabajando sin autorización, pero dijo que el funcionario aceptó la "lamentable" renuncia.

Harper ofreció su dimisión la noche del viernes, después de que las autoridades de aduanas le confirmaran que su empleada no tenía permiso de residencia en el .

En su carta al primer ministro, también divulgada, Harper asegura que desde que empleó a la mujer, en el 2007, había examinado sus papeles en varias ocasiones, especialmente desde que fue nombrado secretario de Estado de Inmigración en el 2012, pero estos resultaron ser aparentemente falsos.

Como encargado de promover en el Parlamento la polémica nueva ley de inmigración, que refuerza los y restringe sus derechos, además de penalizar a quienes contraten a personas sin papeles, pidió una nueva comprobación a las autoridades sobre la trabajadora.

Cuando estas le confirmaron el 6 de febrero que no tenía permiso de residencia permanente en el Reino Unido, decidió presentar su dimisión.

"Aunque cumplí con la ley en todo momento, considero que, como secretario de Inmigración y encargado de impulsar en el Parlamento una legislación que endurecerá las leyes migratorias, debo exigirme un estándar más alto del que se requiere a los demás", afirma en la carta remitida ayer al primer ministro.